Vivir

Vélez Blanco vuelve a sonar a música barroca y renacentista

  • El primer concierto será hoy, a las 21:00 horas, en el Patio de Honor del Castillo con Ministriles Hispalenses y Jorge E. García

Anabel Sáez dará un concierto de clave. Anabel Sáez dará un concierto de clave.

Anabel Sáez dará un concierto de clave. / Lázaro Martínez.

La organización del Festival de Música Renacentista y Barroca de Vélez Blanco ha decidido no dejar 2020 en blanco a pesar de la pandemia que sufre todo el mundo. Cinco conciertos serán los protagonistas de este año para que el pueblo se traslade a otra época mediante la música.

Las cinco citas son: hoy, a las 21:00 horas, Ministriles Hispalenses con el contratenor Jorge Enrique García, en el Patio de Honor del Castillo de Vélez Blanco; el 3 de agosto, a las 21:00, solistas de la Orquesta Ciudad de Almería, en el Claustro del Convento; el 5 de agosto, a las 21:00 horas, Grupo Barroco del Festival de Vélez Blanco, en el Claustro del Convento de San Luis; el sábado 8 de agosto, a las 21:00 horas, concierto de clave de Anabel Sáez, en el Claustro del Convento; y, para finalizar, el 12 de agosto, a las 21:00 horas, Concerto 1700 y la soprano Aurora Peña, en el Claustro del Convento.

La directora del Festival de Música Renacentista y Barroca de Vélez Blanco, Cándida Martínez, explica la motivación de celebrar estos conciertos: “Vélez Blanco viene celebrando su Festival de Música Renacentista y Barroca desde hace 19 años de forma ininterrumpida. Este año 2020, por las circunstancias derivadas de la COVID-19, no ha podido celebrarse en la fecha ni con la programación prevista. Sin embargo, con el objetivo de que la actividad cultural no se frene totalmente y se mantengan algunos espacios dedicados a la música renacentista y barroca, y con el fin de colaborar con los grupos, orquestas y solistas para hacer frente a las consecuencias de la pandemia, hemos organizado estos conciertos de agosto con la mirada puesta en el XX aniversario del Festival que celebraremos en 2021”.

Cándida Martínez y Helena Martínez, organización del Festival. Cándida Martínez y Helena Martínez, organización del Festival.

Cándida Martínez y Helena Martínez, organización del Festival. / Ricardo García.

Para Martínez, los conciertos servirán una continuación lógica de ediciones anteriores:Aunque no tienen la estructura de Festival, siguen la línea trazada en ediciones anteriores: promover una acción cultural que sostenga el desarrollo económico de la zona; recuperar y dar a conocer el rico patrimonio musical español; abrir espacios de proyección a jóvenes intérpretes con una alta calidad; visibilizar y prestigiar a las mujeres como compositoras e intérpretes... Lógicamente en todos los conciertos se adoptaran las medidas y recomendaciones oficiales de aforo, distancia, mascarillas...”.

La directora del Festival explica cómo afrontan desde la organización la edición del año que viene: “Para estos conciertos hemos elegido el lema, Miradas hacia el XX aniversario. Hasta cierto punto es una forma de abrir una ventana al XX aniversario desde la que empezar a disfrutar de las músicas y las actividades que pretendemos que nos acompañen en el 2021. Con la ilusión y la esperanza de poder celebrarlo empezamos a trabajar desde ahora. Nuestra intención es hacer una programación del más alto nivel. Nos gustaría poner en valor la trayectoria de estos años pues por Vélez Blanco han pasado los mejores profesores, grupos y solistas en música renacentista y barroca a escala internacional. Pero también incorporar nuevos horizontes para que el Festival siga creciendo acorde con las nuevas perspectivas que aportan los grupos y los medios actuales”.

Martínez asegura que la cancelación de esta cita cultural ha supuesto “una pérdida cultural, económica y también emocional. El Festival de Vélez Blanco se ha convertido en una cita obligada para los amantes de la música y para quienes quieren disfrutar de la belleza del entorno y del ambiente de convivencia que aquí se genera. Cuando llegó esta semana de final de julio echábamos de menos el bullicio del alumnado, los ensayos de los músicos, sus conciertos, las conferencias del profesorado, las gentes que nos visitan para asistir a los conciertos... Todo ello tiene una importante repercusión económica en la zona que este año, lamentablemente, no se va a dar. Decía antes que uno de los principales objetivos del Festival ha sido promover esa potente acción cultural que, al tiempo, promoviese el desarrollo económico y la integración social y cultural. Pero también echamos de menos la gente que nos visita cada año y lo que ello supone culturalmente”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios