Vivir

Yolanda García accede al Basque Culinary

  • Es la primera mujer andaluza que imparte un seminario en este centro de formación

  • La ponencia trató sobre las plantas y flores silvestres en la alta cocina

Yolanda García accede al Basque Culinary. Yolanda García accede al Basque Culinary.

Yolanda García accede al Basque Culinary.

Con los productos más humildes está consiguiendo llevar el nombre de Almería en la alta cocina y formando parte de los eventos gastronómicos más importantes y de mayor nivel. Yolanda García impartió un seminario sobre plantas y flores silvestres en el Basque Culinary Center de San Sebastián junto a Leire Etxaide de Mugaritz, Elena Arzak y Andoni Aduriz.

La chef almeriense llegó con su proyecto Gastroconciencia: “Es una gastronomía con conciencia y con ciencia, una tradición renovada para cocina innovadora y sostenible que mira, además del sabor, a las personas y al entorno que les rodea. Se incorpora la pesca artesanal ya que tenemos un Mediterráneo que tenemos que defender a muerte”.

Yolanda García explica que se siente muy halagada cuando participa en este tipo de eventos gastronómicos:“Cuando me llaman tanto para Madrid Fusión como para el Basque Culinary, que es el centro de la formación y del conocimiento gastronómico, lo primero que pienso: ¿qué les cuento?”.

La chef pudo llevar mucho de la provincia a este seminario: “En Almería tenemos productos, Mediterráneo y plantas silvestres, que por la singularidad de la tierra no están en el resto de sitios. Es una tradición que hay que renovar”.

Yolanda García, a pleno rendimiento. Yolanda García, a pleno rendimiento.

Yolanda García, a pleno rendimiento.

Yolanda García disfruta con el descubrimiento constante de las malas hierbas en la alta cocina: “Me lo planteo como una diversión. No voy a llevar endemismos únicos en el mundo como el helianthemo de Sorbas. Muestro lo más denostado, lo más humilde, lo primero que te encuentras cuando pones los pies sobre el campo, como las ortigas, las vinagreras, las verdolagas...”.

La chef quiere transmitir que no solo hay que pensar “en productos como el foie o la trufa. Así es muy fácil sorprender. O nuestra gamba, que me encanta, pero a esa le das bocados en el mar y ya está buena. Quería un reto mayor, enfrentarme a la alta cocina con lo más denostado. Al final, sorprendimos”.

Para García, este taller significa “poner en valor lo nuestro, sacando pecho y con rotundidad de nuestra tradición y de nuestros productos. Ellos se fueron con muchísimas ideas, con ganas de dar paseos por el campo con amigos y familias, y escuchar a nuestros mayores que tienen muchísima sabiduría que transmitir. Impresiona ver como el desconocimiento de nuestro entorno es tan grande. En las tres últimas décadas con las tecnologías hemos roto con la naturaleza y hemos dejado de mirar a nuestro alrededor”.

Durante la primera parte, la chef enseñó cómo reconocer las plantas y les mostró todas las técnicas que pueden utilizar y después se pudieron aplicar a cinco platos como los gurullos con plantas halófitas, la olla de trigo con un crujiente de manitas de cerdo e hinojo. “Fue un orgullo mostrar la gastronomía de Almería, pero con recuerdos de infancia. Quedaron con ganas de repetir. Llegue cargada de ilusión y con una maleta cargada de plantas. Soy la primera mujer de Andalucía que atraviesa esas puertas”. Contó como ayudante con Eda Peker.

Para García, “la gastronomía es el gran eje transformador del mundo, un diálogo multidisciplinar donde aparece la economía, el medio ambiente, el cambio climático... Todo está ahí”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios