Vivir

El cielo da una tregua el Resucitado del Vélez Rubio

  • La Cofradía anunció una reducción del recorrido para que diera tiempo a realizar la estación de penitencia

El cielo da una tregua el Resucitado del Vélez Rubio. El cielo da una tregua el Resucitado del Vélez Rubio.

El cielo da una tregua el Resucitado del Vélez Rubio. / Lázaro Martínez.

El Domingo de Resurrección ha amanecido muy desapacible en Vélez Rubio debido a una fina lluvia que caía que por un momento ha puesto en riesgo la procesión del Resucitado. La Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón y de los Afligidos anunciaba a las 10 de la mañana por redes sociales una reducción significativa del recorrido debido a la tregua que ha dado el tiempo permitiendo que a las 11 en punto saliera el cortejo desde la iglesia conventual de la Inmaculada.

Así, la lluvia no ha impedido que la cofradía celebre la Resurrección de Cristo por las calles de Vélez Rubio. Tras la cruz de guía, la banda de los más pequeños ha enfilado la carrera del mercado hacia la Iglesia de la Encarnación en un recorrido atípico. Tras ellos los más pequeños de la cofradía sonando campanillas y nazarenos con el rostro descubierto, han dejado paso a la imagen de Jesús Resucitado, quien sobre de cedro real aparece con los brazos abiertos en señal de victoria sobre la muerte abrazando al mundo. El cortejo lo han cerrado una treintena de mujeres ataviadas con teja y mantilla blanca en señal de victoria y claveles blancos en las manos vez de rosarios. Finalmente, los mayordomos de las hermandades y cofradías y las autoridades civiles y militares han cerrado la procesión junto a la banda de la Cofradía.

A pesar de la amenaza de lluvia durante todo el recorrido y con el paso un poco más largo de lo que acostumbra, en los desfiles procesionales la Cofradía del Perdón, en ningún momento se ha perdido la majestuosidad y la alegría hasta llegar a una plaza de la Encarnación llena de vecinos que no le temen a las inclemencias del tiempo. A mediodía se ha producido el momento más importante el encuentro entre Jesús Resucitado y su madre la Virgen de la Esperanza. Desde el interior de la parroquia 60 anderos han portado sobre sus hombros a la Esperanza hasta el centro de la plaza donde se podían ver el rostro emocionado de las manolas y nazareno contemplando la bella escena, hasta que ambos tronos se han fusionado y la plaza ha roto en aplausos mientras se han soltado varias docenas de palomas blancas, poniendo punto y final a la procesión encerrándose los dos pasos en la iglesia. El cielo ha esperado hasta este momento porque una vez concluida la procesión ha comenzado nuevamente a llover.

El Resucitado ha puesto punto y final a la Semana Santa velezana que a pesar de la amenaza de lluvia en todo momento el cielo ha dado una tregua para que las hermandades y cofradías puedan hacer su estación de penitencia por las calles de Vélez Rubio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios