Vivir

Un relojero prepara los engranajes para la cuenta atrás del Festival ejidense

  • Más de 400 personas participaron en la representación de la historia del municipio, relacionándola con el teatro

  • La cita concluyó con un flashmob por los protagonistas de la Muestra de Teatro Aficionado

Un relojero prepara los engranajes para la cuenta atrás de la muestra ejidense. Un relojero prepara los engranajes para la cuenta atrás de la muestra ejidense.

Un relojero prepara los engranajes para la cuenta atrás de la muestra ejidense. / Javier Alonso.

Concluyen los treinta años de la Muestra de Teatro Aficionado para da el relevo a la edición número 42 del Festival de Teatro de El Ejido. Y la fiesta inaugural contó con la participación de más de 400 personas que quisieron relatar la historia de su municipio a través de doce escenas.

Pero antes de conocer un poco más de la historia de El Ejido, la compañía La Tal inició la inauguración con un gran carrillón y su relojero que preparó todos los engranajes para dar el pistoletazo de salida a una cita cultural que se celebrará hasta el próximo 15 de junio. A través de mímica y sonidos consiguieron que la imaginación de los presentes viajaran a su mundo.

Posteriormente, le tocó el turno a los actores de la Muestra de Teatro Aficionado que terminaban su homenaje a los treinta años con esta representación conjunta. Con una gran pantalla donde aparecían distintas fotografías antiguas y también se proyectaba parte del directo, los intérpretes fueron escenificando diferentes escenas que se iniciaron en la antigua Roma y llegaron hasta la actualidad.

Fue un relato donde se pudo aprender sobre las civilizaciones que pasaron por la ciudad de Murgi; se conoció la época donde EL Ejido era tierra de pasto, y trabajaban el esparto y las chumberas, la falta de agua...; recordaron que con la llegada de la energía eléctrica descubren el agua en el subsuelo y la realización de pozos; un momento que se cantó fue con el cultivo de los parrales donde maduró la uva de mesa; no faltó uno de los momentos más tristes del municipio que llega con la Guerra Civil, donde el teatro deja de tener protagonismo; la prosperidad empieza a vislumbrarse con la invernadero; destacan que la actividad teatral se vuelve a retomar con José Callejón; para finalizar con el aspecto cultural del municipio: teatro, circo y música.

La cita acabó con un flashmob. La cita acabó con un flashmob.

La cita acabó con un flashmob. / Javier Alonso.

Fue una jornada de tarde muy especial que contó con cientos de asistentes y con la participación de colectivos del municipio relacionados con el mundo de la cultura que han enriquecido la apertura de la programación del Festival.

La concejal de Cultura, Julia Ibáñez, indicó que “la historia de El Ejido ha cobrado vida a través de estos grandes y pequeños artistas que con gran ilusión han representado la trayectoria del teatro vinculado a las diferentes etapas del municipio”. Tras la representación de los grupos municipales, volvió el grupo inicial para relatar distintas peripecias con su humor gestual.

El broche de oro de la tarde lo puso un gran fin de fiesta alegre y divertido compuesto por una coreografía a modo de flashmob, donde la chistera, tan representativa del cartel de esta 30º edición, ha sido el protagonista y ha hecho que los asistentes bailaran a ritmo de inauguración.

“Con esta apertura hemos conseguido que el público asistente disfrute con el mejor teatro además de ofrecer un importante reconocimiento a los grupos y actores locales”, indicó Ibáñez, al tiempo recordó que “ha sido el preámbulo perfecto para que comience el Festival que convertirá, durante aproximadamente un mes, cada rincón del municipio en un escenario inigualable por el que desfilarán todas las artes”, finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios