Cosmética natural Cuando la belleza nace del huerto

  • La alimentación es uno de los factores fundamentales para tener una piel radiante y llena de vida

Las frutas son un gran aliado con la belleza Las frutas son un gran aliado con la belleza

Las frutas son un gran aliado con la belleza / M. G.

Que comer de forma sana es algo necesario para mantener una vida saludable es algo de perogrullo y, por otra parte, algo que no sólo las abuelas, sino también alguna que otra bisabuela repetía hasta la saciedad a la hora del almuerzo:“Comer sin fruta es no comer. Las verduras hacen que la piel esté brillante y el pelo fuerte”.  Mantras que han acompañado durante años la mesa de muchos hogares y que ahora se han transformado en una nueva corriente de tinte dermo-gastronómico.

Si hacía falta alguna razón más para convencer de la necesidad de comer frutas, está la de tener una piel radiante. Algunas de ellas ayudan a conseguir el deseado efecto glow, una piel natural con una textura jugosa y luminosa que da al rostro un aspecto nacarado y muy favorecedor.

Kiwi contra el foto-envejecimiento

Según Pilar Vela, de Wellthy Expert de Royal Hideaway Sancti Petri, la primera es el kiwi. Se trata de una fuente de vitamina C mayor que la que poseen las naranjas.Sirve para prevenir el foto-envejecimiento, algo muy habitual en esta época del año por la obsesión con el bronceado. Para ello es mejor si se ingiere por la mañana. Además es antinflamatoria, antioxidante y un buen antiedad. Además de al natural, se puede hacer un smoothie con un poco de leche vegetal o té verde.

Aguacate para una piel perfecta

Otro de los reyes de esta cosmética vegetal es el aguacate. En tostada, como ingrediente de la ensalada, o en salmorejo, este fruto se está convirtiendo en un imprescindible en las cocinas y las cremas.En cualquier caso, la biotina y la vitamina E que se encuentra entre sus componentes son dos elementos esenciales para una piel perfecta.

Limón y naranja

No sólo son nuevas frutas, todo un clásico se revaloriza. Las abuelas utilizaban el zumo de limón como primitivo serum capilar que daba al cabello un brillo envidiable. Y es que, como todos los cítricos, su ácido previene la creación de sebo, lo cual ayuda a las pieles con tendencia al acné. Además, es positivo para evitar las rojeces, unifica el tono y aclara la piel.

Y junto al limón, la naranja. A la vitamina C se une el ácido fólico,el potasio, el magnesio y potasio para convertir a la fruta en una bomba naranja de la belleza.

Fresas contra los granos

Algo similar ocurre con las fresas, que ayuda a prevenir granos, también, sí, y reducir los poros abiertos.En los últimos años las bayas se han convertido en una apuesta del mundo del cuidado de la piel.En diferentes zumos o smoothies, da un sabor delicioso y mejora nuestro estado gracias a su alto grado de vitaminas A, B, C y E. Es un poderoso antioxidante que optimiza los niveles de hidratación.

Hidratación con coco

Todo un clásico es el coco. Ofrece beneficios tonificantes tanto para la piel como para el cabello e, incluso, las uñas. También es un hidratante natural increíble, acelera la curación de heridas y ayuda a proteger la piel, reduciendo incluso posibles inflamaciones.

Patatas contra las bolsas de los ojos

Y, entre tanta fruta fresca y llamativa, la patata. Se trata de un tubérculo con una gran cantidad de almidón, característico que la convierte en un un maravilloso cosmético suavizante que funciona muy bien como limpiador facial. Además , es un gran antinflamatorio, tanto en rodajas o triturada sobre la parte del cuerpo que se necesite tratar. Muy utilizada en rodajas sobre las bolsas de los ojos. También alivia y refresca la piel tras la exposición al sol.

Rodajas de pepinos

Y para completar esta lista de la compra para el centro de belleza: los pepinos. Son necesarios para una piel hidratada y la regulación del sebo en las zonas profundas de la piel. Por eso son especialmente útiles para las personas con piel grasa. Al tener un efecto suavizante y nutritivo en la piel, se emplea en tratamientos para aliviar el eczema y la piel sensible tras una exposición prolongada al sol. También es un excelente antinflamatorio en bolsas y ojeras, y un popular remedio para blanquear la piel, que después de su aplicación queda más tersa y luminosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios