New York Fashion Week

Carolina Herrera y Tom Ford, del sueño floral al punk sensual en Nueva York

Carolina Herrera y Tom Ford, del sueño floral al punk sensual en Nueva York Carolina Herrera y Tom Ford, del sueño floral al punk sensual en Nueva York

Carolina Herrera y Tom Ford, del sueño floral al punk sensual en Nueva York

Comentarios 0

La cuarta jornada de la Semana de la Moda de Nueva York estuvo llena de contrastes. De la mano de Carolina Herrera, con una colección repleta de diseños largos y coloridos que apuestan por la elegancia, frente al desfile de Tom Ford, que viste a una mujer sensual con un toque "punk".

Carolina Herrera, juego de volúmenes

La firma Carolina Herrera, ahora en manos del estadounidense Wes Gordon, creó un universo onírico dentro de un futurista jardín botánico al sur de Manhattan. Flores bordadas, faldas largas con alegres estampados o exagerados pantalones "palazzo" Gordon apuesta por diseños primaverales en colores suaves que evocaban a la mismísima fundadora de la marca allí presente, rodeada de celebridades como Vanessa Hudgens o Karlie Kloss. 

>> Ver galería del desfile de Carolina Herrera

Carolina Herrera Primavera - Verano 2020, las fotos del desfile en la New York Fashion Week Carolina Herrera Primavera - Verano 2020, las fotos del desfile en la New York Fashion Week

Carolina Herrera Primavera - Verano 2020, las fotos del desfile en la New York Fashion Week / EFE

Gordon continuó el legado de la veterana modista recurriendo a la sobriedad de su icónica camisa blanca, que propuso con un acabado rígido. Eso sí, el creativo reinterpretó la clásica camisa añadiéndole mucho volumen en las mangas a la altura del hombro y formando una silueta redonda que fue común a otras piezas de la colección, como chaquetas cortas tipo bolero y abrigos largos.

La paleta de colores de Herrera abarcó los neutros, en blanco, negro y rosa empolvado, con algunos modelos en rosa fucsia, amarillo limón o verde lima, mientras que abundaron los estampados florales, los puntos "polka", las rayas sobre fondo azul y los cuadros.

Destacaron un vestido azul claro de manga corta y caída recta hasta los pies, recubierto de apliques de flores azules y verdes, y otro amarillo con escote palabra de honor en forma de corazón adornado también con flores de pétalos transparentes.

El punk sensual de Tom Ford

Horas después, Tom Ford hizo suya la noche neoyorkina con un sorprendente desfile dentro de una estación de metro sutilmente iluminada por la que caminaron las maniquíes más solicitadas, Gigi Hadid y Kaia Gerber.

Había mucha expectación por el evento de Ford, que el pasado junio relevó a Diane Von Furstenberg al frente del Consejo de Modistos de Estados Unidos después de trece años y tiene el objetivo de devolver su influencia a la "Fashion Week" (NYFW).

Ver esta publicación en Instagram

A bold look from the TOM FORD SS20 Show. #TOMFORD #TOMFORDSS20 #NYFW

Una publicación compartida de TOM FORD (@tomford) el 9 Sep, 2019 a las 10:30 PDT

Con esa puesta en escena casi cinematográfica, el diseñador vistió a una mujer "punk" y sensual, no solo por su peinado en forma de cresta, sino por las dosis de actitud con que lucía conjuntos generalmente de colores oscuros y acabados sofisticados.

La chaqueta americana, en raso, sirvió para dar elegancia a modelos simples de pantalón corto y camiseta en tejidos fluidos, o elevar clásicos de pantalón chino y camisa, que se vieron en negro y blanco.

Las telas con movimiento y cómodas predominaron en toda la colección, especialmente en varios monos largos y en pantalones hasta la rodilla de estilo deportivo, con goma a la cadera y en algunos casos acompañados de una gorra a juego. También hubo atrevimiento en bodies con aperturas y escuetos tops de látex brillante, que se combinaban con piezas más sobrias, como una falda larga.

Para Ford todo parecía combinable con el negro, aunque fuera en medias semitransparentes con una línea en el medio, y lo cierto es que aparte de ese color se vieron pocos más: empolvado, azul, fucsia y naranja. En el caso de las propuestas para hombre, el modisto lo apostó todo a la elegancia del traje, pero con un estilo irreverente: en raso, se vio con estampados de cebra y leopardo en estridentes colores blanco, rosa o verde.

Otro look masculino fue el de pantalón y chaqueta de piel recta, monocromático, incluyendo los zapatos, en blanco y en tonos pastel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios