Caso Gürtel

Costa corrobora que Camps controlaba la caja B del PP valenciano

  • El que fuera mano derecha del ex presidente ratifica las acusaciones de Correa y El Bigotes

Comentarios 2

El ex secretario general del PP de Valencia Ricardo Costa declaró este miércoles en el juicio de la trama Gürtel, en la Audiencia Nacional, que los ex presidentes de la Generalitat Francisco Camps y de las Cortes valencianas Juan Cotino encargaron financiar con dinero negro procedente de empresarios las campañas electorales de 2007 y 2008.

El juicio de la rama valenciana de Gürtel se reanudó este miércoles con la declaración de Costa, para quien la fiscal pide siete años y nueve meses de prisión, que mostró su arrepentimiento y pidió "perdón a la sociedad española y valenciana", además de manifestar su voluntad de colaborar con la justicia y asegurar que no se ha lucrado durante su etapa política.

"Francisco Camps y Juan Cotino le encargaron en 2006 al entonces vicepresidente de la Generalitat valenciana, Víctor Campos, las relaciones con los empresarios -la mayoría con adjudicaciones públicas en la Comunidad valenciana- que favorecían al partido", precisó.

Ricardo Costa explicó con detalle el sistema de financiación del PP de Valencia para las citadas campañas y aseguró que, en concreto, para las autonómicas y municipales de 2007 "las decisiones más importantes" las tomaba Francisco Camps, que contaba con el apoyo de un equipo dirigido por el también acusado Vicente Rambla, ex vicepresidente del Gobierno valenciano.

E insistió en que la decisión de encargar los actos de campaña a Orange Market, empresa de la trama Gürtel, "se produce directamente por Francisco Camps".

Según la Fiscalía, y tal como reconocieron en el juicio los presuntos cabecillas de la trama, Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, El Bigotes, los trabajos de Orange Market por mítines y publicidad electoral se facturaban a otros empresarios para saldar la deuda del partido con esta empresa de la trama, que llegó al millón de euros.

Estos empresarios tenían adjudicados contratos con administraciones públicas valencianas y por ley no podían efectuar donaciones a partidos políticos, según la Fiscalía.

Camps negó este miércoles por su parte "rotundamente" que haya habido financiación ilegal en el PP valenciano que él presidió, así como haber dado órdenes en ese sentido.

El ex presidente del PP valenciano reconoció que es "dolorosísimo" ver a quienes fueron sus colaboradores en el banquillo de los acusados e insistió en que "el derecho a la defensa no da derecho a la ofensa", en alusión a la declaración de este miércoles de Costa, y dijo que le parece "inexplicable" que ahora se le mencione durante el juicio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios