La quería a morir

El secreto de mi recuperación estuvo en una buena salud física y mental; el ejercicio físico practicado de forma habitual me ayudó en los periodos más graves.

La quería a morir

Era un hombre vacío, seducido por un falso amor llamado droga que llegó a mi vida y se aprovechó de esa circunstancia, se apoderó rápidamente de mí.