Squillaci no se ve el jefe

  • El francés no achaca los goles encajados a sus últimas ausencias · "No soy imprescindible, sólo hago mi trabajo"

Sebastien Squillaci es considerado el jefe de la defensa sevillista y su opinión es muy valorada dentro del vestuario, pero él no se ve así. El francés, recuperado ya de la lesión que le impidió jugar antes del parón navideño, es consciente de que los delanteros del Atlético le darán bastante trabajo, por eso no se fía de la mala clasificación que tiene el equipo de Quique Flores y avisa que habrá que estar muy concentrados. Igualmente, el defensa galo tiene puestas muchas esperanzas en el Sevilla en lo que se refiere a su trayectoria en la Champions y no descarta que pueda estar en la gran final del Bernabéu.

"El Atlético es un rival directo por la lucha de los puestos de Champions y el ambiente que se respirará allí será complicado", recordó con ayuda de una traductora Squillaci, quien sabe que el Vicente Calderón aprieta bastante cuando se trata del Sevilla. Además, no se olvida de delanteros como Agüero o Forlán. "Hay que tener en cuenta que es un buen equipo y que tiene jugadores que, a nivel individual, son muy buenos, como el Kun o Forlán. Haremos el mejor partido posible e intentaremos ganar", apuntó Squillaci, quien, centrándose en el argentino y en su posible baja para el sábado, no dudó en dar su opinión: "Preferiría que no estuviera, pero aunque él no esté, el Atlético tiene muy buen equipo y será difícil".

Squillaci recordó que trabajó duro para recuperarse, aunque no quiso ponerse la etiqueta de hombre referencia de la zaga sevillista. "No soy imprescindible porque el equipo haya encajado más goles cuando no he estado. Sólo intento hacer bien mi trabajo, pero aquí hay muy buenos futbolistas", precisó antes de hacer públicos sus deseos para el nuevo año: "Seguir clasificándonos en la fase final de la Champions, hacer un buen campeonato de Liga y una buena Copa".

Sin embargo, no dudó en expresar sus preferencias y Europa es lo que más ilusión le hace al internacional francés. "La Champions es la competición más bonita, la más dura, en la que juegan los mejores equipos y me hace bastante ilusión. También es bueno para financiar al equipo y poder disputarla otra vez el año que viene", comentó. Y, quién sabe, jugar una final... "El Sevilla necesitaría un poco de suerte para poder llegar a una final porque compiten por ella muchos equipos, pero si seguimos concentrados y haciendo buenos partidos, el equipo es capaz de llegar a una final y jugarla, sin duda".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios