La falta de gol como excusa

  • Los futbolistas del Sevilla muestran su preocupación por el poco acierto

Tras la derrota ante el Getafe, los jugadores sevillistas abandonaban las entrañas del estadio Sánchez-Pizjuán con las caras largas y con una prisa excusada en que en la noche de ayer comenzaban sus vacaciones tras la cena de recuperación en el vestuario, por lo que se mostraron parcos en declaraciones.

El presidente, José María del Nido, habló en el antepalco nada más concluir el encuentro y se mostraba bastante contrariado. "Es cierto que llevábamos muchos encuentros sin perder en casa, desde la temporada pasada creo recordar, pero también es verdad que llevamos varios partidos sin ganar, y es algo que debemos solucionar lo antes posible".

El primer futbolista en atender a los medios en la zona mixta fue Álvaro Negredo, que por fin se estrenó en casa como goleador pero no se mostraba contento a pesar del tanto conseguido. "Por fin me he estrenado en casa, pero me sabe amargo porque el gol es algo anecdótico, lo importante es la victoria y no se ha conseguido". Cuestionado sobre las posibilidades de este Sevilla que se muestra más fuerte fuera que en casa, Negredo fue claro: "Se han escapado demasiados puntos de casa y si queremos estar arriba no podemos fallar tanto ante nuestra gente, sólo hay que ver al Real Madrid o al Barcelona".

Tampoco quiso el madrileño poner paños calientes a la victoria del Getafe: "Se han adelantado en dos ocasiones desafortunadas, pero no hay que buscar excusas porque hemos tenido toda una segunda parte para remontar. Han mostrado más oficio que nosotros y han ganado, sólo cabe felicitarlos". También quiso quitar importancia Negredo al hecho de partir desde el banquillo: "No le pido explicaciones a Jiménez cuando juego, ni tampoco cuando no juego. Soy ambicioso y quiero jugarlo todo, pero acato las decisiones del cuerpo técnico y sólo me queda seguir trabajando", concluyó.

Mucho menos comunicativo con los medios se mostró Jesús Navas, que achacó a la mala suerte la derrota de ayer. "El equipo ha trabajado durante los 90 minutos, pero no hemos tenido acierto y sin suerte es imposible ganar", declaró el futbolista palaciego, que se mostró confiado en mejorar a la vuelta de vacaciones. "Seguro que el descanso nos sirve para mejorar en 2010".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios