Aparece Almudena Martín tras 36 horas desaparecida

  • La familia denunció la desaparición de la joven, que padece una enfermedad mental · Los cuerpos de seguridad abrían el operativo para localizarla y la encontraron en Adra

Se acabó el calvario. Tras casi 36 horas desaparecida y muchas lágrimas por parte de los familiares, Almudena Martín Sánchez, aparecía en la tarde de ayer, sobre las 19:00 horas en Adra. La joven fue encontrada por agentes de la Guardia Civil, y aunque se encontraba en perfecto estado de salud estaba desorientada y reclamaba la presencia de sus padres, que inmediatamente se trasladaron hasta el lugar.

La joven fue trasladada a un centro médico para certificar que no ha sufrido daño alguno. La joven, de El Ejido, tiene 29 años, padece una enfermedad mental, un trastorno bipolar y llevaba desaparecida desde el pasado lunes sobre las 11:00 horas, cuando decidía irse del Centro de Día de Salud Mental del Hospital de Poniente. Según afirma la familia, "pidió a los enfermeros salir momentáneamente, si bien estos no se lo permitieron, pero ella le dijo a sus compañeras que se iba y se fue sin que el personal se percatara de su ausencia".

Es una joven "feliz, que lleva una vida normal. Trabaja desde hace muchos años en una Cooperativa, es fija, e incluso tiene su propio piso en Roquetas de Mar. Sale con sus amigas y es muy responsable", asegura su familia, "nunca ha dejado de tomarse su medicación. Ha tenido una recaída, y por eso estuvo ingresada en la Unidad de Agudos del Hospital de Poniente, pero hace algo más de un mes le dieron el alta porque se encontraba bien", afirmaba para Diario de Almería, Marisa Martín, la hermana de la joven desaparecida.

Su estancia en el Centro de Día fue una recomendación médica para hacer un seguimiento de su recuperación. "Ella al principio no quería ir, pero la convencimos porque era bueno para ella. Cada día iba de nueve de la mañana a cinco de la tarde", apostillaba Marisa Martín. Cuando los profesionales constataron su retraso en regresar, se pusieron de inmediato en contacto con la familia, para comprobar si había vuelto a su domicilio y avisarles de la situación. Sus padres se trasladaron hasta allí y la estuvieron buscando por los alrededores del Hospital llegando incluso hasta la playa. "Aunque hace unas semanas también se marchó regresó horas después, por eso a las cinco de la tarde, cuando el Centro había cerrado, y ella no había vuelto a casa, mi padre denunció su desaparición a la Policía".

Durante toda la noche, familiares y amigos emprendieron una batida de búsqueda por la zona, recorriendo desde Roquetas, El Ejido, Dalías e incluso Berja, pero no conseguían dar con ella. La Policía Nacional y Guardia Civil, ponían en marcha el correspondiente operativo con el que ha sido hallada la joven.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios