Arroz y aguja para celebrar una Navidad que no se jubila

  • Los mayores del barrio de Venta Gaspar disfrutaron de un almuerzo al que siguió una sesión de baile con orquesta

Al final fueron 110 los jubilados del barrio de Venta Gaspar que decidieron acudir el pasado sábado a la comida que la asociación ofreció en el Club Naútico Almería. Los presentes llegaron con muchas ganas y sobre todo, con fuerza. La presidenta de Sol y Arena, María Lozano, resaltó la presencia en el acto del concejal de Movilidad del Ayuntamiento, José Carlos Dopico, única representación municipal ya que ni el alcalde, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador ni la edil de Participación Ciudadana, Pilar Ortega, ambos invitados, pudieron asistir debido a su apretada agenda, como señaló Lozano. No obstante, Dopico recogió el cariño de los miembros de esta agrupación de mayores que siempre se lo han mostrado. "Tengo que decir que nos lo pasamos muy bien, que las cosas salieron de maravilla, mucho mejor incluso de lo que habíamos pensado", aseguró la presidenta de Sol y Arena. Fue una comida de Navidad en toda regla. Arroz, aguja y carne para el que no quisiera pescado, marcaron el menú servido en las mesas, llenas con los mayores.

Una vez consumido el postre y el café, hasta que no quedó más nada, los miembros de la asociación de jubilados pasaron al baile. Siempre les ha llamado la atención, como remarcó Lozano, este tipo de eventos. Y esta vez era mejor. Una sorpresa. Música en directo a cargo de una orquesta que interpretó los temas más sonados de una época a la que retrocedieron, a ritmo de pasodoble o copla. Del brazo de esa persona que les ha acompañado en su vida, a lo largo del camino, o junto a los amigos. Al acto asistió Josefa Carrique, presidenta de los Jubilados de Venta Gaspar.

Para el sábado que viene, preparan un Belén viviente en el barrio, que como cada año, reunirá a un gran número de vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios