El Ayuntamiento solicita paralizar la subida de la tasa de recaudación

  • Han remitido un escrito a la Diputación para renegociar el coste real del servicio tributario

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Benahadux, encabezado por su alcalde, Juan Jiménez, ha presentado ante la Diputación Provincial de Almería, un escrito solicitando la paralización de la nueva imposición de la Ordenanza Fiscal reguladora de la tasa por la prestación de los servicios de Recaudación tributaria.

La subida de tasas, que no ha sido consensuada con los Ayuntamientos y por tanto ha sido impuesta por la Diputación, supondrá una subida del 400% en 2013, lo que afectará a las arcas municipales de Benahadux, tanto que se pasará de pagar unos 35.000euros actuales, a más de 120.000 euros.

El primer edil de Benahadux, Juan Jiménez, ha manifestado que está dispuesto a llegar a acuerdos sobre el coste real de la prestación del servicio, pero admiten que el precio impuesto por la diputación no es creíble y para nada se ha llamado a los Ayuntamientos para acordar un precio por este servicio.

El equipo de gobierno de Benahadux, pide así al presidente provincial, Gabriel Amat, que reconsidere su postura en beneficio de los municipios almerienses. "La Diputación se creó para ayudar a los pueblos, no para castigarles", expone Jiménez que además matiza que su municipio ha sido responsable durante todos estos años, manteniendo un superávit y gestionando bien los recursos. "¿Por qué ahora nos obligan a pagar más de 120.000 euros al año?", se pregunta el regidor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios