Cable inglés,iluminado su rescate como paseo mirador

  • La Autoridad Portuaria trabaja en la adaptación del proyecto inicial de restauración y puesta en valor

  • La intervención "urgente" requiere 2,5 millones "factibles"

La Autoridad Portuaria ve "factible" el proyecto La Autoridad Portuaria ve "factible" el proyecto

La Autoridad Portuaria ve "factible" el proyecto / d.a

Al Cargadero de Mineral El Alquife, también conocido como el Cable Inglés, se le presenta una nueva oportunidad de despojarse de los años de deterioro y abandono. Este Bien de Interés Cultural, considerado obra maestra de la arquitectura de hierro del siglo XX, recibirá, por fin, obras de rehabilitación para convertirse en un paseo mirador público de más de medio kilómetro, dotado de una adecuada iluminación ornamental.

La presidenta de la Autoridad Portuaria, Mari Carmen Ortiz, ofreció ayer una esperada rueda de prensa en la que desgranó los pasos dados y los próximos en seguir al objeto de lograr que antes de que finalice el año el Cable Inglés esté en obras.

Después de que en noviembre parte del Cargadero tuviera que ser vallado por motivos de seguridad ante el riesgo de desprendimientos de piezas oxidadas y tras las actuaciones pertinentes para la consolidación de las mismas, que han acabado hace escasos días con la retirada de la protección perimetral, el informe de la empresa externa reveló la necesidad de actuar de forma urgente sobre la rehabilitación integral del BIC.

Según Ortiz, la maquinaria del Puerto ha ido dando sus pasos a lo largo de estos meses de manera silenciosa hasta poder anunciar ayer la recuperación del Cable Inglés, tomando como base el proyecto que hace una década contrató la Consejería de Cultura al arquitecto Ramón de Torres, presente también en la comparecencia ante los medios de comunicación. Este proyecto inicial desembocaba en la apertura al público del BIC con ese paseo peatonal en superficie y transformado en un contenedor cultural con dotaciones diversas como salas de exposiciones y cafetería. Si bien fueron acometidos unos primeros trabajos en 2009, esta intervención quedó estancada, ya que requería una inversión superior a los 18 millones de euros.

"Urgencia", "necesidad" y "viabilidad" desde el punto de vista económico fueron tres de los términos empleados por la presidenta de la Autoridad Portuaria a la hora de abundar sobre la actuación -más sencilla y de menor coste-, que se quiere abordar y para la cual ya se ha remitido el expediente oportuno el pasado 23 de marzo a Puertos del Estado al objeto de conseguir los 2,5 millones de financiación, que nutrirá también el 1,5% Cultural comprometido por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, la pasada semana.

Esta cantidad posibilita dar continuidad al proyecto inicial, abordando una primera fase de rehabilitación integral, valorada en 975.290 euros, así como la creación del paseo peatonal con mirador al mar e iluminación ornamental, cuyo coste es de 1.446.462 euros. "No es un presupuesto excesivo para una actuación de tal calibre y para la importancia que el Cable Inglés tiene para los almerienses", valoró Ortiz, entendiendo que tal suma es "financieramente posible" y agradeciendo el compromiso inversor de La Serna. "Me es suficiente", apostilló la responsable portuaria.

La posibilidad de dar otros usos sociales y culturales al Cargadero se queda a expensas de otras futuras actuaciones, que podrían enmarcarse dentro de los planes de integración del Puerto-Ciudad, siendo el BIC un elemento esencial del mismo y sin descartar una posible colaboración económica entre lo público e inversores privados.

Tras la remisión el 23 de marzo del expediente de solicitud de financiación, el arquitecto tiene desde este mes el encargo de actualizar el proyecto, el cual será presentado a finales de mayo a Cultura al objeto de que el mismo sea visado por la Comisión de Patrimonio al tratarse de un bien protegido. Una vez obtenido el beneplácito a la intervención propuesta y comunicado oficialmente la concesión de los 2,5 millones requeridos, la Autoridad Portuaria piensa acelerar la burocracia administrativa con miras a poder iniciar la rehabilitación integral del Cargadero del Mineral y su puesta en valor antes de que concluya el presente año. Ortiz ha avalado el plazo estimado de 15 meses ofrecido por el ministro de Fomento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios