fiestas Santa cruz del voto 2011 Segunda jornada

Canjáyar simboliza su unión con Terrassa dedicándole una plaza

  • Ayer se descubrió la placa conmemorativa, un acto celebrado después una multitudinaria misa en honor a la patrona y en la que se bendijo el nuevo trono que salió anoche en procesión arropado por los canjilones

Comentarios 2

El día amaneció despejado para tranquilidad de todos. El leve sol que asomaba entre las nubes anunciaba que los actos previstos seguían su curso. A las doce de la mañana la iglesia estaba repleta. Para muestra, un botón. Cientos de vecinos, y también muchos invitados, acudieron a la a la iglesia parroquial a escuchar la misa en honor a la patrona, la Santa Cruz del Voto. Muchos de pie. Los asistentes siguieron con atención la eucaristía oficiada por Juan José Martín Campos, canónigo de la SAI Catedral de Almería, y el párroco del pueblo, Miguel Hernández.

Pasadas las dos de la tarde comenzaban a salir del templo, los primeros feligreses. Unos, tomaban dirección a la plaza del pueblo donde los chiringuitos ya habían abierto para que vecinos y visitantes disfrutaran de la Feria del Mediodía. Otros, dirección a la pequeña plaza junto al Taller de los Hermanos Sánchez. Estos últimos no querían perderse el homenaje que el Ayuntamiento ha preparado al pueblo de Terrassa, con el que Canjáyar está hermanado.

El Consistorio ha decidido que este pequeño, pero bello rincón lleve el nombre de Plaza Terrassa y la placa que lo informa fue descubierta ayer ante la presencia de varios representantes del ayuntamiento del municipio catalán.

Fue la concejal de Terrassa Luisa Melgarés, junto al alcalde de Canjáyar, Francisco Alonso, la encargada de destapar la placa conmemorativa en la que se puede leer: Plaza Terrassa. Ciudad catalana siempre acogedora con los hijos de Canjáyar. Un emotivo acto al que acudieron más de 100 canjilones.

Así terminaban los actos de la mañana y se daba paso al disfrute en los chiringuitos de la Feria del Mediodía y las terrazas de bares y restaurantes, en los que no cabía un alfiler. Había que llenar el estómago y coger fuerzas, porque eran varios los actos importantes preparados para la tarde.

Uno, el homenaje a Manuel del Águila, compositor de la música y letra del Himno de la Santa Cruz del Voto, en el Cerro de San Blas, al que pocos canjilones no asistieron. Otro, el primer pregón de la Hermandad de la Santa Cruz que realizó Emilio Esteban Hanza en la iglesia. Pregón que dio paso a la procesión al templete de la Cruz Blanca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios