El Colegio de Veterinarios recuerda las precauciones a la hora de manipular huevos

La ingesta de huevo aporta al cuerpo humano nutrientes básicos para llevar a cabo una vida saludable. Lejos de lo que se cree comúnmente, consumir diariamente este alimento no implica ningún riesgo para la salud ni hace que aumente el colesterol. Todo lo contrario. El huevo contiene proteínas, minerales o nutrientes como la colina, esenciales para el funcionamiento cardiovascular y cerebral. No obstante, sí se debe ser cuidadoso a la hora de adquirir estos productos en cualquier establecimiento. El Colegio Oficial de Veterinarios (Colvet) de Almería recomienda, siempre, prestar atención a las indicaciones del envase, que son las que informan sobre la calidad del alimento, los consejos de conservación y consumo y las medidas de seguridad que se deben seguir. La etiqueta de los estuches de los huevos debe presentar siempre, en un lugar visible, la fecha de consumo preferente, indicando el día y el mes exactos, además de las pautas de almacenamiento, siempre manteniendo el producto refrigerado tras la compra. El número de huevos estuchados, el nombre o razón social y el domicilio de la empresa que los embale o se haga responsable de este proceso también debe estar indicado. En cuanto a la categoría, debe ir en razón del peso, dividiéndose en supergrandes o XL, de más de 73 gramos; grandes o L, entre 63 y 73 gramos; medianos o M, entre 53 y 63 gramos; o pequeños o S, de un peso menor a 53 gramos.

El número del centro de clasificación es un código de nueve cifras que, en el caso de las empresas españolas, comienza por 1114. Se trata del número de autorización oficial que se le otorga a cada centro. El veterinario y bromatólogo Ángel Caracuel ha indicado que las precauciones y los conocimientos a la hora de manipular alimentos nunca están de más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios