La Delegación de Cultura quiere proteger a La Mojaquera y trasladarla a la autovía

  • La cerámica, creada por Luis Cañadas, se encuentra en buen estado de conservación y se ha iniciado la documentación del expediente para buscar una figura para preservar el monolito · Alfredo Valdivia apunta que "es un símbolo de la provincia"

Comentarios 1

La carretera está llena de símbolos identificativos. Cuando las autovías estaban más en los sueños de los almerienses que en la propia realidad y circulaban por la Carretera Nacional muchas eran las señales que evidenciaban que el destino del conductor estaba más cerca. Una de esas es La Mojaquera, creada por Luis Cañadas, que se alza en el límite entre Granada y Almería, dispuesta a dar la bienvenida a todos los que lleguen a la provincia. Tal es su valor que la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía ha iniciado la documentación del expediente para propiciar una medida de protección para su conservación.

Aunque se encuentra en la Nacional 342, muy cerca de la Presa del Castañar de Fiñana, la conservación de la cerámica es bastante óptima.

El alcalde de Fiñana, Alfredo Valdivia, se muestra feliz por el simple hecho de que se estudie la posibilidad de que se le aplique una medida de protección a La Mojaquera: "Podría ser Bien de Interés Cultural u otra figura que se le asemeje".

El estudio del expediente es importante para la conservación del monolito según asegura el alcalde de Fiñana: "Es necesario para que el bien se proteja. Está prácticamente entero, menos un picado que hay en la piedra y algún azulejo que falta, pero está muy bien conservado".

Valdivia señala que La Mojaquera "es un símbolo de la provincia" por los años que lleva junto a la carretera recibiendo a los visitantes.

La cultura y tradición de una época es lo que se muestra en el monolito próximo al municipio de Fiñana. "La función que tenía cuando se creó fue la de informar de que se estaba entrando en la provincia", apunta el alcalde.

La puesta en valor por parte de Valdivia del monolito siempre ha sido una constante: "El Ayuntamiento de Fiñana ha estado pendiente de La Mojoquera, intentando que no se deteriore en estos años. Apoyamos esta iniciativa".

Para Valdivia, el espacio donde se ubica no es el más apropiado para La Mojaquera y explica la mejor fórmula para su traslado: "Pensé llevarla a la autovía, a la A-92, que es la carretera paralela a esta. Su sitio ideal es donde se encuentra la entrada a la provincia de Almería. He hablado con los técnicos de Cultura y han dicho que es factible, consultaremos a Obras Públicas y sólo faltarían los trámites necesarios para desplazarla".

El traslado es el momento más complicado de todo el proceso. "Hay que llevarse el monolito de forma que la estructura del ladrillo no se rompa. Hay que hacer un molde que se adhiera. Me ha dicho que conservándolo, se puede desplazar de forma perfecta".

La bienvenida de La Mojaquera se realizó para estimular el arte y para promocionar turísticamente la provincia "cuando comenzó el boom turístico en los 60", asegura el alcalde de Fiñana.

Alfredo Valdivia valora muy positivamente esta obra de arte: "Es un rasgo identificativo de la provincia. Hay que tener en cuenta que cuando no teníamos autovía los que estudiaban o trabajaban en Granada y la veíamos, ya nos empezábamos a dar cuenta que estábamos en nuestra tierra, en casa".

El alcalde del municipio se muestra reivindicativo ante el patrimonio cultural existente en la provincia: "Estos símbolos hay que potenciarlos y protegerlos".

La cerámica de Luis Cañadas representa a una mujer ataviada con traje típico y al fondo aparece La Chanca. La imagen saluda al viajero por la antigua Carretera de Granada al entrar en el municipio.

Luis Cañadas, el autor de La Mojaquera, nace en Almería en 1928. A los once años inicia sus estudios de arte y pintura en la Escuela de Bellas Artes de Almería.

En 1945 conoce a Jesús de Perceval. De 1955 al 1964 desempeña la Cátedra de Pintura y Procedimientos en la Escuela de Arte de Almería y desde 1962 reside en Madrid.

Destaca su labor en murales, mosaicos y vidrieras por toda España, realizando hasta la fecha más de treinta.

De esta forma, una parte del arte de la provincia se pone en valor a través de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía que está estudiando la figura de protección que deben asignarle.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios