Detenida una cuidadora por robar 86.000 euros y joyas a una anciana que cuidaba

  • Fue contratada hace tres años para hacerse cargo de la víctima que tiene movilidad reducida

Una anciana en la oficina de denuncias de la Comisaría Provincial. Una anciana en la oficina de denuncias de la Comisaría Provincial.

Una anciana en la oficina de denuncias de la Comisaría Provincial. / cnp

La Policía Nacional ha detenido a E.M.R.S., de 32 años de edad, acusada de haberse apropiado de 86.000 euros y otros 6.000 euros más en joyas de una mujer 86 con movilidad reducida a la que cuidaba desde hacía tres años hasta que la víctima interpuso una denuncia por robo. A la presunta autora de los hechos se le atribuye la comisión de los delitos de hurto y estafa ya que desde 2015 y "aprovechándose" de la confianza de la víctima, le habría arrebatado el dinero de dos cuentas bancarias mientras que las joyas las habría vendido en distintos establecimientos, si bien han podido ser recuperadas.

La investigación comenzó hace dos semanas después de que la víctima manifestara ante los agentes que poseía dos cuentas bancarias en la misma sucursal, una con sus ahorros de toda la vida y otra con la pensión mensual, pero que desde el pasado mes de octubre de 2017 le habían sido devueltos varios pagos por falta de fondos.

La víctima verificó que en ambas cuentas no tenían ningún capital, siendo la última vez que le habían sustraído dinero sin su consentimiento el día 26 de febrero. Inmediatamente comprobó que también le habían sido quitadas del interior de su domicilio varias cadenas, medallas, un par de pendientes, una pulsera y un reloj de oro. Las joyas desvalijadas estaban valoradas en 6.000 euros. En el transcurso de la investigación, los agentes realizaron una búsqueda por establecimientos de compraventa y lograron localizar en tres de ellos los recibos de las alhajas robadas.

Seguidamente averiguaron la identidad de la persona que había realizado las ventas, que se correspondía con la de la mujer que trabajaba como empleada de hogar, lo que aportó "pruebas concluyentes" sobre la autoría aunque ya "todas las sospechas recaían sobre ella hasta ese momento de la investigación".

Los agentes verificaron que los reintegros realizados se habían efectuado en cantidades de unos 5.000 euros cada una. El efectivo había sido retirado utilizando las cartillas de la denunciante en cajeros automáticos o en la propia ventanilla de la oficina. Una vez obtenidas las evidencias, los investigadores detuvieron a la sospechosa.

La Policía Nacional imparte charlas en asociaciones y centros de mayores de toda España, dentro del Plan Mayor Seguridad, con consejos para evitar ser víctima de determinados delitos que tienen como principal objetivo personas de avanzada edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios