Investigan la muerte violenta de una mujer en Roquetas de Mar

  • El cadáver fue encontrado el sábado por una compañera y el juez ha prohibido su traslado a Marruecos o su incineración

Una nueva muerte violenta en la provincia se suma a una fatídica cuenta que no deja de aumentar en lo que va de año. En este caso se trata de una súbdita marroquí nacida en el país alauita en 1969. Sufallecimientose produjo este fin de semana pero no ha sido hasta este miércoles que han trascendido los primeros datos de un caso que investiga con un fuerte mutismo la Policía Judicial de la Guardia Civil.

Según las fuentes consultada por este periódico, los restos mortales de la mujer fueron encontrados el pasado sábado por una amiga con la que convivía en el municipio de Roquetas de Mar. Existen versiones contradictorias puesto que algunas fuentes apuntan a que la fallecida abría aparecido ahorcada y otras a que su compañera la habría encontrado en el suelo de la vivienda. También se desconoce el posible móvil que guió la mano homicida del autor del crimen, debido a que desde el Instituto Armado no se han facilitado detalles al respecto para proteger la investigación que está en marcha.

El que aportó algo de luz este miércoles fue el Juzgado de Instrucción número 4 de Roquetas de Mar, que a pesar de haber decretado el secreto sobre las actuaciones que se siguen en esta causa, confirmó que se trata de una, en apariencia, muerte violenta. Especificó, eso sí, que la autopsia no había sido realizada -otras fuentes señalan que concluyó poco después de que trascendiese esta información-.

Sin embargo, lo que sí es significativo es que el juez haya prohibido que el cuerpo de la mujer sea incinerado o trasladado a Marruecos. A pesar de que se desvincula de un posible caso de violencia de género, el que la muerte haya sido violenta ha cortado de raíz las pretensiones de los familiares de la finada.

Y es que la mujer tiene un hermano y una hermana que residen en El Ejido. Los mismos que acudieron al Consulado de Marruecos con el objetivo de iniciar los trámites para repatriar el cadáver, algo que por el momento no será posible hasta que el juez no permita lo contrario.

Sea como sea, el crimen de Roquetas de Mar ha sido recibido por la comunidad marroquí con pesar y de hecho este martes debería haberse celebrado una concentración de repulsa con la participación de vecinos de la provincia originarios del mismo país de la víctima de estos hechos. Ahora, queda dar con el culpable y descubrir por qué mató a una mujer que se encontraba sola en casa cuando se produjo este luctuoso suceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios