La Junta 'blinda' el Poniente, la capital y Macael contra las inundaciones

  • Medio Ambiente está llevando a cabo obras para encauzar distintas ramblas frente a las lluvias torrenciales · Suponen una inversión de 49 millones de euros y generan 800 empleos

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Medio Ambiente, está llevando a cabo un ambicioso programa de obras de encauzamiento de distintas ramblas de la provincia de Almería para aumentar la seguridad de estos cauces frente a avenidas provocadas por lluvias torrenciales y adecuarlas, en aquellas en las que este tipo de actuaciones es posible, como zonas verdes y de recreo. Así, está concluyendo obras de gran envergadura de acondicionamiento de ramblas, fundamentalmente en Almería, Roquetas de Mar, Adra y El Ejido y Macael que incluyen, además, en la mayoría de los casos, una adecuación ambiental y paisajística.

De este modo, las ramblas pasan a ser espacios abiertos al ocio y disfrute de los ciudadanos, además de suponer toda una garantía de seguridad frente a episodios de fuertes precipitaciones, tan comunes en el sureste español.

En estas obras, que actualmente están en ejecución y que han permitido la creación de más de 800 empleos, el Gobierno andaluz está llevando a cabo una inversión que supera los 49 millones de euros para encauzar y adecuar las ramblas del Cabo y Bolaños en Adra, las Hortichuelas en Roquetas de Mar, la confluencia de los ríos Laroya y Marchal en Macael, el Río Andarax, a su paso por la ciudad de Almería, o las ramblas del Loco, Águila y la Cañada de Ugíjar en El Ejido.

De este modo, según explica el delegado provincial de la Consejería de Medio Ambiente, Clemente García, "la Junta de Andalucía, en colaboración con los ayuntamientos, está llevando a cabo una serie de obras muy importantes que permiten, por un lado, garantizar la seguridad en distintos núcleos de población en caso de que se produzcan avenidas como consecuencia de la caída de fuertes lluvias y, por otro, que esos cauces, bien en superficie o en sus márgenes puedan albergar zonas verdes, de ocio, de recreo o deportivas".

"Uno de los ejemplos más significativos, de este tipo de obras - señala García- lo encontramos en la ciudad de Almería en donde la Consejería de Medio Ambiente está realizando, paralelamente a las obras de encauzamiento del Río Andarax, un parque de 77 hectáreas en la margen derecha del cauce que permitirá, entre otras cosas, que los almerienses dispongamos de una zona adecuada para instalar el nuevo recinto ferial junto a un nuevo pulmón verde dotado con más de 8 km de carriles bici, parques infantiles, zonas arboladas, etc."

Con esta obra, se acomete una necesidad fundamental para la capital: evitar las periódicas inundaciones de la ciudad, especialmente en su parte baja causadas por el desbordamiento del río Andarax. De esta forma zonas históricamente inundadas, como las barriadas de Ciudad Jardín, el Zapillo, Nueva Almería, El Puche y Polígono 20, quedarán a resguardo de las avenidas.

En el caso de Roquetas de Mar, las obras en la Rambla de las Hortichuelas, prácticamente finalizadas y en las que la Junta ha invertido 9 millones de euros, han consistido en encauzar la rambla, protegiendo así a las poblaciones cercanas ante avenidas de agua, adecuarla ambientalmente y crear un área verde y de esparcimiento en las márgenes del encauzamiento, con una senda peatonal que incluye carril bici y circuito de footing.

La Junta ha puesto especial atención a que el encauzamiento, aparte de garantizar la seguridad de las zonas cercanas, se integre perfectamente en el entorno, a fin de que pase lo más desapercibido posible. También, a fin de reducir la posible erosión que una riada puede ocasionar en el lecho de la rambla, el Gobierno autonómico ha previsto colocar elementos discontinuos, como cadenas- un dique formado de escollera hormigonada- y rápidas de hormigón armado, situados de forma transversal al cauce.

Además de encauzar la rambla y convertirla en un lugar para el ocio y el descanso, el Gobierno autonómico ha ejecutado, asimismo, tres puentes sobre la rambla y sus correspondientes pasos inferiores de agua, obras solicitadas por el consistorio roquetero.

Por su parte, en el Ejido, la Consejería de Medio Ambiente está acometiendo tres importantes obras de encauzamiento y adecuación de ramblas en las que la Junta está invirtiendo algo más de seis millones de euros.

En concreto, la Restauración Hidrológica y Forestal en la Rambla del Águila va a permitir la recuperación de más de 7 hectáreas de terreno y la plantación de 8.000 árboles y arbustos autóctonos. La inversión prevista asciende a 1,6 millones de euros. De otro lado, también se están ejecutando las obras de Restauración ambiental de la Rambla del Loco y Las Aljibillas en la zona de Tarambana y Pampanico por un importe de 1.5 millones de euros.

Además se están acometiendo los trabajos de construcción del Parque Forestal la Cañada de Ugíjar. Con una inversión de 3,3 millones, se trata de una obra singular que dotará a El Ejido de una gran zona verde que está llamada a convertirse en un lugar de encuentro para niños y mayores.

Además de las obras que se encuentran en ejecución, la Junta de Andalucía ya trabaja en nuevos proyectos de similares características a los que se están desarrollando y que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos.

En este sentido, la Junta ha previsto destinar más de 11 millones de euros al encauzamiento de la rambla del Pastor, un proyecto de vital importancia para Vícar. El delegado provincial de la Consejería de Medio Ambiente, Clemente García, ha hecho hincapié en que "el encauzamiento de la rambla del Pastor es una obra que va a dar más calidad de vida a los vecinos de Vícar, que ganarán un nuevo espacio para el ocio y el recreo".

El delegado provincial ha afirmado que "para ello, la Consejería de Medio Ambiente va a realizar unas obras de envergadura y va a invertir una importante cantidad de dinero, justamente 11,25 millones de euros".

Los trabajos se ejecutarán en un tramo de 1.490 metros, desde el paso de la rambla del Pastor bajo la Autovía del Mediterráneo hasta su desembocadura, en la carretera del sector III.

Está previsto, además, plantar hasta 600 árboles y arbustos y colocar mobiliario urbano y parques infantiles a lo largo de este nuevo espacio que se va a crear con esta obra.

En concreto, sobre el encauzamiento de la rambla se instalará un paseo peatonal de diez metros de ancho, con sus correspondientes plantaciones arbóreas, paseos y sendas, así como unas vías de servicio a ambos lados.

Además, a lo largo del encauzamiento se han dispuesto distintas áreas de descanso y juegos en los que se instalarán un total de 41 bancos, 48 papeleras, 10 pérgolas, 10 mesas de tenis de mesa y 20 dispositivos para juegos infantiles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios