Luz verde a las obras para ampliar la planta de reciclaje

  • La semana que viene se adjudicará la empresa que se encargará de construir un vaso de vertido en la instalación de Gádor · Requiere una inversión de 1,5 millones

La ampliación de la planta de recuperación y compostaje de Gádor ya es una realidad. La Mesa de Contratación estudia desde ayer todas las empresas que optan a la construcción del nuevo vaso de vertido de esta instalación que da servicio a 58 municipios de la provincia y la semana que viene se adjudicarán las obras que tienen un coste de 1,5 millones de euros. Así lo confirmó ayer el vicepresidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García, que apuntó que la institución a la que él representa va a aportar 500.000 euros y el montante restante se reparte entre las localidades beneficiarias en partes proporcionales en relación a su número de habitantes.

La construcción del vaso de vertido va a permitir que todos los municipios que se engloban dentro del Sector I y II del Consorcio para la Gestión de Residuos puedan seguir depositando la basura durante un plazo estimado de unos tres años. Una solución cortoplazista que por el momento resuelve la saturación que vive este centro y que llevó a sus responsables a hacer un llamamiento para evitar su colapso hace ya unos meses.

Fruto de esta petición se cerró un convenio de colaboración entre los municipios, Diputación y la Junta para construir dos vasos. La administración autonómica, por desavenencias decidió no participar en el convenio ya que debía de aportar 1,5 millones alegando que la capital ya cuenta con una planta de residuos, por lo que finalmente se construirá un único vaso.

Según el vicepresidente del Consorcio del Sector II, Juan Manuel Sánchez Salmerón, esta falta de aportación de la Junta de Andalucía "ha obligado a redistribuir costes: Diputación aporta 500.000 euros y el millón restante lo sufragan el Sector I, que aportará 731.366 euros y el Sector II, 218.416 euros".

El problema radica, según Salmerón, que la construcción de este nuevo vaso tendrá capacidad solo para hacer frente a los residuos que se generen en un par de años. Una decisión que "sirve al menos para salir del paso mientras se busca una solución definitiva, ya que el vaso actual está completo", apunta.

El convenio para la construcción de esta instalación se rubricó el pasado 10 de julio entre el presidente de la Diputación, Gabriel Amat, el presidente del Consorcio de Residuos Sólidos del Sector II, Eugenio Gonzálvez, y el presidente del Consorcio de Residuos Sólidos del Sector I, Francisco Góngora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios