Piden 8 años para el acusado de retener durante días a su ex y sus dos hijas

  • El hombre golpeó además a la mujer y la amenazó de muerte en diversas ocasiones durante el tiempo que estuvo retenida

La Fiscalía de Almería ha solicitado penas que suman 8 años de prisión para un hombre que retuvo durante días en su casa a sus dos hijas y a su expareja, a la que golpeó y amenazó de muerte en diferentes ocasiones. La calificación relata cómo el acusado, F.J.V.R., llamó por teléfono el 8 de septiembre de 2016 a su expareja para pdirle que le llevará a sus dos hijas menores a casa porque quería verlas. Lo hizo a pesar de saber que el 15 de agos del año anterior se había dictado un autor que le impedía comunicarse y aproximarse a menos de 300 metros de su expareja, orden que seguía vigente. La mujer se presentó con las niñas, de 9 y 5 años, en la vivienda del acusado en la capital almeriense. Nada más entrar, el acusado, guiado por el "ánimo de retener" a la víctima y a sus dos hijas, cerró la puerta impidiendo que pudieran salir. El hombre se puso muy "agresivo" cuando su exmujer intentó razonar con él. Ante el temor de que pudiera hacerle algo a las menores y para calmar la situación, la víctima le dijo que se iba a quedar con él. A lo largo de la noche el acusado se fue alterando más y le dijo a la mujer que lo había trastornado y que "iba a estar con él por cojones". A continuación, y ante las niñas, comenzó a golpearla y la arrastró hasta la cama y a su vez le quitó el móvil para que no pudiera llamar. Tras esta agresión, advirtió a la que había sido su pareja que si lo denunciaba y se iba a casa de su madre, los iba a "matar a todos". De nuevo, la mujer trató de comportarse con normalidad para evitar que le pasara nada a las niñas. De esta forma, fueron pasando los días hasta que el 14 de septiembre, tras ganarse la confianza del acusado, lo convenció para que la dejase salir para hacer "unas cosas". El hombre aceptó pero a condición de que una de las niñas se quedase con él para obligarla a volver. La mujer se presentó en la Comsiaría para denunciar los hechos. Posteriormente, el acusado la llamó por teléfono y le dijo que se iba a "arrepentir". Entre dicho día y el 16 de septiembre, el acusado envió además numerosos mensajes por WhatsApp diciéndole que "la quería".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios