El Pleno aprueba la coordinación entre Policía Local y Guardia Civil

  • El alcalde se negó a informar, por seguridad, de los trayectos con su escolta y su chófer a los que se gratificó con casi 14.000 euros por su excesivo trabajo

El Pleno del Ayuntamiento de Roquetas de Mar aprobó ayer por unanimidad de todos los grupos políticos un acuerdo de colaboración con el Ministerio del Interior (Dirección General de la Policía y Guardia Civil, ámbito de la Guardia Civil) para coordinar las actividades con la jefatura de la Policía Local en materia de seguridad. Amat confirmó que se trata de "facilitar la transmisión de datos y la colaboración en general en el municipio entre la Guardia Civil y la Policía Local".

Con el voto en contra de PSOE e Indapa salió adelante un proyecto de inversión de aproximadamente un millón de euros para el asfaltado de diversas calles del término municipal. La oposición no votó a favor argumentando que no habían recibido suficiente información por lo que se desconocía en qué calles se van a realizar las obras. El concejal de Hacienda, Pedro Antonio López, recordó que dijo personalmente a los grupos políticos que podían obtener toda la información disponible del área correspondiente ya que no llevó la documentación a la comisión informativa, por lo que su voto en contra "significa que no quieren que se asfalten las calles. Es la primera vez en quince años que llevo como concejal que no he podido llevar la documentación a la comisión informativa", recordando el alcalde Gabriel Amat que "serán los técnicos quienes decidan qué calles hay que arreglar, no se trata de un criterio político. Lo que se ha aprobado es el cambio de partida para preparar el dinero correspondiente, porque no se pueden hacer los proyectos mientras no se disponga de la cantidad". Porcel se quejó de llevar dos días intentando lograr la información de las calles correspondientes, "pero la funcionaria no estaba". El PSOE solicitó que el asunto volviera a la comisión informativa porque "necesitamos saber en qué se va a gastar ese millón de euros y en el expediente sólo hay tres folios". Apenas hubo debate en la sesión, aunque sin embargo sí levantó polémica una pregunta oral realizada por el concejal de Indapa, José Porcel, sobre la gratificación a dos funcionarios de unos 10.200 y 3.750 euros respectivamente por servicios extraordinarios prestados al ayuntamiento. El alcalde le contestó que se trataba de compensaciones económicas realizadas a su chofer y a su escolta. Ante esta respuesta Porcel pidió conocer detalles de los servicios prestados, a lo que Amat se negó en rotundo por motivos de seguridad, "no le voy a decir a usted el recorrido que hace el presidente de la corporación local para defender los intereses del municipio, no se lo voy a decir". La eterna confrontación entre Amat y Porcel fue subiendo de tono hasta decir el concejal de Indapa que se conformaba con saber las fechas y horas de los servicios del escolta y el chófer, "no el recorrido", negándose igualmente Gabriel Amat a dar ningún dato, "se trata de servicios hechos en interés del municipio que no se van a hacer públicos. ¿No querrá usted que le pida con antelación el alcalde a usted su conformidad sobre los recorridos que hago para defender los intereses del municipio? El chofer y el escolta están disponibles las 24 horas del día. No son horas extras sino de compensaciones económicas por el exceso de trabajo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios