Los alojamientos rurales de la comarca alcanzan un 70% de ocupación

  • El turismo rural ha crecido en los últimos años gracias a la mejora de la oferta

"El Valle del Almanzora un lugar para vivir", es el lema del Plan Turístico de esta comarca de interior, gestionado por la Mancomunidad de Municipios del Almanzora y subvencionado por la Consejería de Turismo con una subvención de cinco millones de euros.

Las administraciones públicas trabajan a través de esta y otras iniciativas, por convertir esta comarca en un referente turístico y hacer que este sector diversifique además la economía de la zona.

Alojamientos rurales de calidad, como los que se han creado en municipios como Laroya, donde con apenas 200 habitantes cuentan con tres explotaciones de este tipo que ofrecen hasta 70 plazas, Serón con la iniciativa de la Posada del Candil, un lugar en el que sus promotores han apostado por la sostenibilidad en el amplio sentido de la palabra, que ofrece además la opción de celebrar congresos y cursos a empresas; Purchena, Tíjola, Tahal o las Menas de Serón. Todos estos municipios de interior cuentan con una oferta de alojamientos enfocados al turismo rural que estos días viven sus fechas de mayor actividad.

La crisis económica, tal y como explica la alcaldesa de Layora, Loli Carrillo, propietaria de uno de los emplazamientos de turismo rural de su pueblo, "se nota también en este sector", aún así, insiste en que el turista que demanda este tipo de alojamientos y entornos, "busca una serie de prestaciones y de calidad que en el Almanzora hemos conseguido crear".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios