5.000 árboles y plantas con la caída del muro de Renfe

  • El parque ideado por el Ayuntamiento de Almería nace como un espacio verde de encuentro ciudadano Con zonas de juegos infantiles, una escultura de acero y dos quioscos de hostelería

Comentarios 5

Medio año lleva el concejal de Economía y Territorio, Pablo Venzal, guardando cual tesoro el proyecto del futuro parque de la Estación, que será objeto de presentación a la sociedad en próximas fechas por parte del alcalde de Almería. Si bien, la licitación de estas obras este jueves ha dejado al descubierto las características principales que tendrá esta nueva zona de esparcimiento ciudadano que comenzará con el derribo del muro de Renfe. Entre la antigua estación del ferrocarril y el Cargadero del Mineral, el proyecto recoge la plantación de más de 5.000 árboles, plantas y flores, dos quioscos de hostelería, zona de juegos infantiles y una escultura, entre otros elementos destacados.

El verde es la nota predominante de la actuación de urbanización que la Gerencia de Urbanismo piensa acometer a finales de este año, una vez que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), finalice el levantamiento de las vías del tren, iniciado el pasado día 20 de marzo con seis meses de plazo de ejecución. Será entonces cuando el equipo de gobierno de Luis Rogelio Rodríguez-Comendador pueda hacer realidad este proyecto cuya memoria describe como "un amplio espacio de cruce y encuentro, verde y de usos lúdicos".

La zona objeto de actuación se extiende sobre una superficie total de 19.951 metros cuadrados, situada prácticamente en su integridad (17.253m2), en el recinto correspondiente a la estación. El resto de la superficie se sitúa en los viales colindantes de carretera de Ronda, extendiéndose el proyecto hasta Sierra Alhamilla con la mejora de esta carretera.

La documentación que las empresas interesadas en concurrir a la licitación de las obras -cuyo presupuesto máximo de ejecución es de 1,6 millones de euros, que asume en su totalidad el Ayuntamiento junto al 50% del coste del levantamiento de las vías-, se encuentra desde ayer expuesta al público. En ella, la Gerencia de Urbanismo incide en que el objetivo del proyecto es "la eliminación de la barrera que supone la tapia ferroviaria, despejando visualmente las áreas ocultas y dando continuidad a la trama urbana" mediante este parque, que sustituirá a "espacios hoy ajenos a toda vida y uso ciudadano". Se quiere que el parque sea un "campo magnético vivo, que determinará interesantes cambios en los hábitos de circulación peatonal".

Para hacer que esta zona sea un imán para el ciudadano, el proyecto atiende una de las principales necesidades de Almería capital con su "riqueza arbórea". No solo en número, sino también en el porte, ya que el Ayuntamiento exige en los pliegos de condiciones la altura de los árboles (las palmeras washingtonia, por ejemplo, deben medir entre seis y siete metros).

La jardinería sin duda merece una mención especial por su variada selección de tapizantes y arbustos de gran riqueza cromática y por su densa masa arbolada de especies, básicamente, de hoja caduca -se crean zonas de sombra en verano, pero cálidas en invierno-, y palmeras que, junto a las araucarias, definirán un perfil característico del lugar.

Además de las especies ya citadas, la actuación de jardinería contempla tipuanas, jacarandas, yucas, rosales (200), hibiscus (450), miles de unidades de achillea (una planta herbácea con pequeñas flores), o de acalypha.

Se crean senderos y áreas de descanso (el proyecto contempla la instalación de 35 bancos). La propuesta, diseñada por los técnicos municipales, "mantiene como referencia la rasante de la vía del ferrocarril que conduce al Cargadero" y conserva cierta identidad en recuerdo del espacio sobre el que se asienta. El mantenimiento de la vía del cargadero no es posible dada que sus traviesas, tratadas con creosota, son incompatibles con el uso público, pero se conserva como cota de referencia de la actuación la vía con sus carriles y, entre ellos, se proyecta un seto con una alineación de palmeras. El parque, con diseño geométrico, dejará espacios interiores destinados a la concesión de dos quioscos de hostelería con los que se pretende potenciar su uso y una amplia zona de juegos infantiles con columpios, cama elástica y un barco pirata, entre otros, y una pista de patinaje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios