El agua de calidad llegará a los grifos la semana que viene

  • La Mancomunidad y el Ayuntamiento de Almería rubricaron ayer el convenio para adquirir agua desalada · La que bebían hasta ahora servirá para regar zonas verdes

"¡Hoy es un día histórico!", vociferaban al unísono el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Andarax, Eugenio Gonzálvez, y el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez Comendador, tras firmar ayer el convenio de colaboración entre ambas administraciones por el que la capital comenzará a ceder agua desalada para el consumo humano de los cerca de 40.000 vecinos que conforman el área metropolitana de Almería repartidos en siete municipios: Benahadux, Gádor, Huércal de Almería, Viator, Pechina, Rioja y Santa Fe de Mondújar.

Tal y como señalaba el alcalde de Almería, "los vecinos del Bajo Andarax beberán a partir de ahora el mismo agua de calidad que los de la capital, dejando para el riego de distintas zonas verdes de la ciudad la que hasta ahora bebían del pozo de La Tandilla".

Como ya anunciase este periódico en primicia hace unas semanas, la Mancomunidad comprará agua al Ayuntamiento de Almería, a través de su concesionaria AQUALIA, a 0,58 euros por metro cúbico de agua desalada, mientras que la capital recibirá agua de La Tandilla a 0,14 euros el metro cúbico. Según señaló Gonzálvez, los cálculos estimados rondan la compra diaria de unos 3.500 metros cúbicos y la venta a la capital de unos 400 metros cúbicos de La Tandilla.

El presidente de la Mancomunidad ha anunciado que será la próxima semana cuando se inicie el trasvase de agua desalada y ha manifestado que "ha tenido que ser la acción conjunta de los ayuntamientos del Bajo Andarax y la solidaridad del Ayuntamiento de Almería la que finalmente ha desbloqueado una situación injusta para 40.000 almerienses, que no podían beber agua de calidad a causa de la dejadez de la Junta de Andalucía".

Del mismo modo, Rodríguez Comendador ha recordado que el convenio suscrito no sólo salva el vacío legal existente, sino que supone una clara toma de iniciativa por el bienestar de los vecinos ante la reiterada desidia y los permanentes incumplimientos que en esta materia ha acumulado la Junta de Andalucía. "Recuerdo que este convenio lo firmamos en su día con la que entonces era consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves. Han pasado ocho años y la Junta no ha hecho nada; se ha quedado sin dinero y sin iniciativas, porque se han gastado el dinero en otras cosas para ellos más prioritarias que garantizar el acceso al agua de calidad a los vecinos del Bajo Andarax y combatir el problema de los vertidos al río, y a lo único que se ha dedicado ha sido a multar a los Ayuntamientos de la zona."

Por su parte, el alcalde de Huércal de Almería, el municipio más beneficiado con esta medida debido a que es el que cuenta con más vecinos, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo logrado, y ha señalado que era "una demanda de carácter histórico y que incomprensiblemente no había sido abordada en serio por los anteriores equipos de Gobierno del ayuntamiento de Huércal".

Para finalizar, Gonzálvez ha vuelto a recordar que los siete ayuntamientos son multados cada año por no depurar sus aguas residuales por la Junta "mientras, por otro lado, la administración autonómica no ejecuta las obras del Ciclo Integral del Agua. Es lamentable e incomprensible".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios