Los desfiles procesionales brillaron pese al mal tiempo

La climatología ha sido bastante benigna en la Semana Santa que se cierra hoy, si bien en El Ejido el Viernes Santo resultó una jornada muy ventosa y de tiempo desagradable. Esta circunstancia no impidió que todos los cortejos que se pusieron en la calle brillaran con luz propia y fueran seguidos por numeros fieles.

La emoción se repitió de nuevo este año con la Legión portando a hombros al Santísimo Cristo de la Buena Muerte, que procesionó junto a la Virgen de las Angustias desde la Parroquia de Santa María de la Paz, en la Loma de la Mezquita.

También el viernes destacó la salida del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de los Dolores desde la parroquia de San Isidro, mientras que Santa María del Águila se volcó con su Cristo de la Paz y Nuestra Señora de los Dolores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios