El inacabado Centro de Aguas Termales 'esquiva' las órdenes de derribo

  • El Ayuntamiento lo tiene cerrado ante la imposibilidad de finalizarlo por la falta de presupuesto

Han pasado ya tres meses desde que el equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Alhama de Almería presentase una auditoría que destapó numerosas irregularidades sobre la gestión por parte de Francisco Guil (PSOE). Una de ellas, la construcción del Centro de Aguas Termales en Zona Verde sobre el que peligraba la orden de demolición, tiene visos de solucionarse. Según ha señalado el alcalde, Cristóbal Rodríguez (PP), en estos momentos el Consistorio trabaja en dar una nueva utilidad a la instalación que está cerrada a cal y canto y de la que aún se adeudan 60.000 euros al constructor.

Rodríguez señala que su equipo de Gobierno baraja dotar a este centro "de un uso para la gente joven" aunque explica que esta actuación "se llevará a medio-largo plazo porque ahora mismo es inviable para nosotros económicamente debido a la delicada situación que atraviesan las arcas municipales".

El regidor explica que como aún no está terminado el centro, se requerirían más de 300.000 euros para concluirlo y dotarlo de mobiliario, "algo que para nosotros en estos momentos es impensable asumir teniendo en cuenta las deudas que arrastra el Ayuntamiento".

Ya en su día, allá por diciembre, Rodríguez lamentaba que lo más grave de todo es que tras invertir 395.000 euros en su construcción "está cerrado porque no hay nada. Iba a ser un Museo del Agua pero no tenemos contenidos ya que cuesta unos 300.000 euros. Ahora mismo es un almacén y no se le da ningún uso". Una situación que el regidor espera se subsane dentro de unos meses.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios