El municipio se vuelca para celebrar la ordenación de Francisco Ruiz Gea

  • El joven sacerdote celebró su primera Eucaristía el domingo en su pueblo natal

El repique de las campanas así lo anunciaba. El pasado domingo fue un día de fiesta para muchos vecinos y vecinas de Vélez-Rubio que se volcaron en la organización y participación de los actos programados para celebrar, en su pueblo natal, la ordenación sacerdotal de Francisco Jerónimo Ruiz Gea, que tuvo lugar la mañana de antes en la Catedral de Almería, donde ya fueron muchos los velezanos que quisieron acompañar al joven sacerdote en uno de los días más importantes de su vida.

Momentos muy emotivos y mucho cariño el mostrado por sus paisanos durante una jornada que comenzó en el Convento María Inmaculda, donde Francisco Ruiz, rodeado de cientos de vecinos, consagró su Ministerio Sacerdotal a la Purísima, como muestra de su devoción a la Virgen. Desde allí se dirigió en procesión a la Iglesia de la Encarnación junto a sus compañeros del Seminario Mayor de San Indalencio y el Seminario Menor de la Inmaculada, familiares, amigos, sacerdotes y autoridades, acompañados de la Banda de Música de la Asociación Musical Velezana, a la que Francisco perteneció durante 12 años.

Una vez en el Parroquia, se dirigió a la pila bautismal, realizando una parada a los pies del Cristo del Perdón y en la capilla de la Virgen de los Dolores, hermandad a la que siempre ha pertenecido. Tras visitar el Sagrario y ante una iglesia abarratoda, Francisco Ruiz presidió su primera Eucaristía y vivió el momento más emotivo para él, el de su primera consagración. Con anterioridad, su madre y su hermana le vistieron con la casulla que le ha regalado la Parroquia de Vélez-Rubio siendo los motivos elegidos por él para decorarla: la Santísima Trinidad, las siglas JHS, la Purísima y el escudo del municipio.

La Santa Misa finalizó con el besamanos y una invitación para todos los asistentes en la carpa instalada por el Ayuntamiento, cuya comida fue realizada por los propios vecinos del pueblo.

Francisco Ruiz también ha vivido su orden sacerdotal de una forma excepcional ya que ha tenido lugar sin finalizar los estudios en el Seminario Mayor, motivo por el que a partir de ahora continuará estudiando su último curso de Teología y dando clases en el Seminario Menor, como formador del mismo. Viviendo, con su ordenación, la meta de una vocación sacerdotal que sintió desde pequeño.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios