Un plan energético reducirá la factura de luz municipal

  • El Ayuntamiento sustituirá farolas y semáforos y optimizará la iluminación en sus dependencias para disminuir el gasto anual que supera los 200.00 euros

La crisis económica ha comenzado a hacer mella en los bolsillos de los almerienses y de sus instituciones. Prueba de ello es que el Ayuntamiento de Berja ha redactado, de manera pionera en la comarca, un Plan de Optimización Energética (POE) con el fin de conocer las medidas que permitirán reducir en los próximos años la factura eléctrica del municipio. En estos momentos la facturación anual supera los 207.000 euros, lo que supone un coste de 14,34 euros por habitante. Más de la mitad de ese dinero proviene del gasto por el alumbrado público.

El concejal de Medio Ambiente, José Medina, explica que la aplicación de las medidas de ahorro energético que propone este plan se refieren tanto al alumbrado público, como a los semáforos y a las dependencias municipales, "obteniendo la mayor eficiencia energética al menor coste, mediante la reducción del consumo de la energía empleada".

El POE es una auditoría energética cofinanciada a partes iguales entre el Ayuntamiento y la Agencia Andaluza de la Energía y consta de un inventario exhaustivo de todas las instalaciones (incluyendo más de 2000 farolas), diagnóstico y propuesta de medidas.

Entre ellas se propone una inversión de más de 130.000 euros para sustituir viejas farolas por unas más eficientes. A parte de ir subvencionadas, la sustitución de las lámparas supondrá un ahorro para el Ayuntamiento de más de 30.000 euros al año, lo que significa que la inversión, a pesar de ser grande, se recuperará en un mínimo de cuatro años.

Los cambios más inmediatos se producirán al sustituir las viejas lámparas de vapor de mercurio por otras de sodio de alta presión o halogenuros metálicos, que son luces más eficientes y menos contaminantes que las de mercurio. Además proporcionarán una mayor calidad e intensidad de luz, deficiente en estos momentos en muchas calles del municipio.

Otras medidas son la implantación de relojes astronómicos en los centros de mando. Estos relojes sustituirán a las células fotoeléctricas, de forma que todas las farolas se encenderán y apagarán en el momento exacto cada día.

Respecto a los semáforos, se ha solicitado otra subvención la sustitución de 160 lámparas incandescentes por diodos led. Se ahorrará más de 3.000 euros al año, además de mejorar la seguridad de conductores y peatones, pues estos diodos se distinguen mejor que las lámparas incandescentes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios