Un plaza homenajea a los vecinos que abandonaron Benínar en el año 1982

  • Bonilla inauguró ayer la plaza junto a siete familias que trasladaron su hogar a Vícar

El alcalde de Vícar, Antonio Bonilla inauguró ayer la Plaza de Benínar con la que se ha querido rendir homenaje a los vecinos de este municipio almeriense que tuvieron que abandonar sus hogares en 1982 con motivo de la construcción del embalse.

Al acto han asistido miembros de las siete familias benineras que se trasladaron a vivir al municipio de Vícar y que han agradecido el detalle que ha tenido el Ayuntamiento de otorgarle al nuevo espacio público el nombre de Benínar. Durante la inauguración oficial de la nueva plaza, ubicada en la zona norte de Puebla de Vícar, Antonio Bonilla ha señalado que "hemos querido dedicar este espacio al recuerdo histórico de la existencia de Benínar como pueblo y de gratitud a todos los que han sido sus habitantes". La población de Beninar se encuentra dispersa por distintos puntos de la geografía provincial, principalmente en el Poniente, pero también en puntos de Cataluña, Madrid y otras zonas de Andalucía.

Además del hito, sobre los más de 2.000 metros cuadrados de superficie con los que cuenta el nuevo espacio público de esparcimiento y además de un hito conmemorativo, se ha dotado al espacio de algunas especies de vegetación típicos de Beninar, como olivos, naranjos y granados, a la que se han sumado árboles de sombra y palmeras. Además de bancos, papeleras y demás mobiliario urbano, como fuentes bebederos y farolas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios