Un tenso pleno aprueba modificar los presupuestos por sexta vez este año

  • El Plan de adecuación de Espacios Culturales o el endeudamiento de la institución, cercano a los 90 millones de euros, fueron dos de los temas más debatidos durante una sesión que duró 3 horas

El Pleno Ordinario celebrado ayer en la Diputación Provincial no fue particularmente tranquilo. Los enfrentamientos entre el Partido Popular y el PSOE-PAL fueron constantes durante prácticamente toda la sesión. Las malas formas volvieron a recordar tiempos pasados de la institución.

Uno de los puntos más conflictivos de la mañana fue la modificación de créditos número 6 del presupuesto que se aprobó a principios de año, y que no ha contó con la aprobación del PP, que votó en contra, y del diputado del IU, que se abstuvo. A pesar de esto, el punto fue aprobado por mayoría. Una cantidad de 4.802.991 euros que serán financiados por el remanente líquido de Tesorería.

Desde el PP y en boca de Manuel Alías, mostraron su inconformidad con esta modificación "es la sexta modificación presupuestaria del año. El remanente de años anteriores solo está disponible para pasivos financieros y no para gastos corrientes y activos de capital" y además señaló que esto "va a producir un desequilibrio financiero del presupuesto de unos 9 millones".

El portavoz del equipo de Gobierno, Luis Pérez, respondía señalando que "estamos en una magnífica situación que nos permite seguir haciendo movimientos. Por ley está permitido un endeudamiento de hasta 120 millones y tenemos de unos 90 millones", además quiso recordar que iban a seguir la tendencia de que "el presupuesto es algo vivo que cambia, como ustedes mismos dijeron cuando estaban gobernando". Además, el portavoz insistió en que "si el endeudamiento sirve para que los ayuntamientos tengan que poner menos dinero, yo me endeudaría incluso más".

La aprobación del Plan de Adecuación de Espacios Culturales 2008 también trajo alguna controversia. Los proyectos, que no habían visto la luz por algunos problemas de financiación serán realizados este año. El momento álgido llego cuando José Fernández, portavoz del PP, acusó al equipo de Gobierno de haber hecho un favor político al Ayuntamiento de Lubrín cediéndole la contratación de la obra que estaba dentro del plan, mientras que no lo había hecho con otros ayuntamientos que también lo habían solicitado como Suflí o Purchena. La diputada de Cultura, Caridad Herrerías, quiso aclarar que se había permitido "por el carácter de urgencia de algunos asuntos técnicos que tenia la petición".

En la parte de ruegos y preguntas, la diputada del PP María del Mar López, hizo referencia a la nota de prensa que el partido había mandado sobre la carretera de Paulenca, en Gádor, en la que señalaban "que iba camino de convertirse en el muro de la vergüenza" cuando José Añéz fue presidente. Fue en esta parte cuando la sesión alcanzaba su punto más caliente. Ángel Díaz quiso responder y señaló que el Partido Popular "se equivoca de estrategia y con esta aptitud se están apartando del respeto". La obra de la carretera de Paulenca fue paraliza por un presunto "pelotazo urbanístico", ya que se hizo sobre un terreno rústico que fue recalificado como urbano. Afirmó que el único "muro de la vergüenza se encuentra en Roquetas de Mar, en el Gran Plaza, que fue un proyecto autorizado por el presidente del PP, Gabriel Amat".

Con respecto a este tema y tras finalizar el Pleno, Añez quiso resaltar que todos estos movimientos que estaban haciendo el PP "manifestaban la crisis que esta viviendo el partido ya que ellos saben cual es la situación de la carretera. La nota ha sido una torpeza o bien una intención contra el anterior portavoz de la oposición, el señor Gonzálvez. Hay una mala intención".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios