Siempre hubo dudas razonables

En 1980 la Diputación de Granada decidió levantar un parque en memoria de García Lorca y de todas las víctimas de la Guerra Civil en el lugar donde el poeta fue asesinado. La zona entonces era pedregal salpicado de olivos sin ninguna distinción. Para determinar el lugar exacto donde se colocaría el monolito la Diputación formó una comisión integrada por 8 personas, testigos e investigadores, que comparecieron entre el 14 de febrero y el 10 de abril. La mayoría señaló el lugar donde los geólogos no han encontrado ahora rastro del poeta ni de los enterramientos, pero la comisión hizo constar que había muchas "dudas razonables". Estos son los testimonios.

josé roldán cobo

Soldado de la División 12 del Estado Mayor durante la guerra. En la madrugada del 19 al 20 de agosto, al regresar de Víznar a Alfacar, bajando a la derecha del camino, junto a Fuente Grande, se encontró con cuatro cadáveres, Uno era de Lorca, dos de los banderilleros El Colores y El Magarza y otro que no reconoció pero usaba una ortopedia de madera.

eduardo castro

Periodista e investigador. Está en el barranco de Víznar, cerca de Fuente Grande, a la altura de una pequeña curva que hay a unos cien metros. Has dos fosas que se abrieron junto al olivo más próximo al barranco.

maría luisa illescas

Testigo. Aportó una fotografía del lugar exacto. Lo sabe porque seis de los componentes de la temida Escuadra Negra estuvieron alojados en casa de su tía en Víznar durante los fusilamientos.

ian gibson

Investigador y principal biógrafo de García Lorca. La tumba está a unos diez metros del olivo y tres de la acequia. Cita el testimonio de Manolo El Comunista, de Agustín Penón y de otros dos testigos, Emilio Soler y Alejandro Flores Garzón.

josé luis vila-san juan

Investigador. Autor del libro García Lorca asesinado, toda la verdad. Una vez pasado el puente y antes de la Fuente Grande, tras una curva en la que, a la derecha, quedan dos olivos.

ana gonzález e hijo

Viuda del periodista Eduardo Molina Fajardo, director del diario Patria del Movimiento y autor de un libro póstumo en el que exculpa a la Falange. En el antiguo campos de instrucción de las fuerzas franquistas que defendían Víznar, junto a un antiguo olivar,. Se basa en las entrevistas que hizo a diferentes testigos, entre ellos José María Nestares, jefe de las fuerzas militares.

josé contreras hita

Encargado de las repoblaciones forestales en la zona. Veinte días después de comenzada la guerra un trabajador le dijo que había encontrado en una zanja a cien metros de Fuente Grande "un hombre de 30 años que vestía mono de trabajo, moreno, recio y con el pelo más bien rizado".

antonio ramos espejo

Periodista y escritor. Se decanta por la misma zona que Ian Gibson, situada entre dos olivos, al lado de unos chalés, muy cerca de Fuente Grande. Sin embargo advierte que es "prácticamente imposible fijar con exactitud el lugar". Y propone continuar la investigación para saber si los enterramientos empezaron en Alfacar, junto a Fuente Grande, o en los pozos de Víznar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios