¿Quién gobierna Andalucía?

  • El PP-A exige a la presidenta que destituya a su consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, en Sudámerica durante toda la crisis.

Comentarios 2

"Señora presidenta, no sé si dirigirme a usted o al señor Valderas". "¿Quién gobierna Andalucía? ¿El PSOE o IU?" "¡Vaya espectáculo están dando! Esto es un Gobierno en precario" "Lo de la Corrala Utopía es la guinda del pastelón". El portavoz del PP en el Parlamento, Carlos Rojas, no se lo puso fácil ayer a la presidenta, Susana Díaz, en la sesión de control. La hora le era favorable. Y el momento. A las 9:30, representantes del PSOE y de IU se reunían para solventar la crisis de Gobierno, y tuvieron que interrumpir la negociación para asistir al mediodía a las interpelaciones a la presidenta, de tal modo que cuando ésta intervino, todo estaba en el aire.

¿Qué decir? Y Rojas lo aprovechó. De hecho, el portavoz de IU, José Antonio Castro, fue muy cauteloso en sus mensajes a la presidenta: que si estamos en el ecuador de la legislatura, que si hay un "vendaval" legislativo que cumplir, que si tienen vocación de pacto, que si otra forma de gobernar… Vamos, que Castro, uno de los integrantes del comité de enlace, hizo una faena de aliño que terminó con las recurrentes críticas al PP. A su nuevo líder, Juan Manuel Moreno Bonilla, le llamó "el Aníbal Lecter de los recortes sociales", debido a su paso por el Ministerio de Ana Mato, el de Sanidad, Igualdad y Servicios Sociales. A pesar del grave momento, Castro sorteó la crisis con el manido recurso del ataque a un tercero, en este caso, el PP, para despistar. "Ya está bien del rollito selfie", volvió a meterse Castro con Moreno, al que sus críticos, al parecer, le achacan una afición por el autorretrato.

Pero Castro dijo mucho con lo que no dijo. Es decir, si moderó su intervención ante la presidenta, si eludió la crisis, se debió a que el portavoz de IU confiaba en eso momentos en una reconducción del acuerdo; un momento de gloria, que lo hubiera tenido, no iba a dar al traste con el pacto de Gobierno entre socialistas e IU. Castro es radical sensato. Ya en su respuesta, Susana pronunció las frases que jalonaron todas sus respuestas, tanto a IU como al PP: ella está para defender "la legalidad y la igualdad". "Sé que tenemos un acuerdo de Gobierno, tenemos un Gobierno de izquierdas que gobierna para todos en el marco de la legalidad". Ésa fue la idea, una y otra vez. Y es que la presidenta es quien opina que el reparto de llaves que Fomento hizo entre los desalojados de la Corrala Utopía se salta el principio de igualdad de todos aquellos sevillanos que están apuntados en una lista como demandantes de empleo. Por eso habla de legalidad y de igualdad.

El portavoz del PP le recomendó que destituyese a la consejera de Fomento, Elena Cortés, de IU. En el decreto que Díaz ha firmado se contempla una investigación interna para resolver la supuesta ilegalidad de la medida, de tal modo que Carlos Rojas le pidió lo obvio: si duda, destituya a la consejera. Elena Cortés, sin embargo, no pudo contestar, lleva varios días en Sudamérica en una visita oficial, de modo que su departamento ha vivido la crisis con su directora al otro lado del Atlántico. Hay quien sostiene en el PSOE, que a pesar de que Cortés es también una radical, las decisiones en su Consejería habrían sido otras. El PSOE acusa al coordinador andaluz de IU, Antonio Maíllo, y a la responsable de Vivienda, Amanda Meyer, de liderar a los vecinos de la Corrala Utopía.

"Haré lo que tenga que hacer", mantuvo Díaz, "para defender la igualdad dentro de la legalidad, no se preocupe". El debate entre Rojas y la presidenta fue agrio. "Si va a investigar en Fomento, ¿por qué no lo hace con Empleo y los ERE?", le soltó el portavoz popular, quien señaló al parlamentario José Caballos y al diputado José Antonio Viera como los antiguos jefes de Díaz. El sevillano Caballos ha sido citado en un informe de la Guardia Civil como una de las personas que "podría haber conocido" la concentración de ayudas a empresas en la comarca de la Sierra Norte; a Viera lo acusa directamente de organizarlo desde su puesto de mando de la Consejería de Empleo. Pero ya se sabe: a pregunta de los ERE, respuesta con el caso Bárcenas. Incluso, el propio Rojas, que no volverá a tener un día tan propicio, se terminó liando al final con el y tú más mientras el Gobierno de coalición estaba embarcado en un mar muy peligroso. Y nota curiosa, la parlamentaria cordobesa de IU Alba Doblas también colocó en Twitter una pregunta similar: ¿si Susana Díaz va a investigar a Fomento? ¿Por qué no a Empleo?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios