Los Coloraos, en honor a los mártires de la libertad

  • Cada 24 de agosto un personaje relevante de la sociedad ofrece un discurso para homenajear a los luchadores por restaurar la Constitución de 1812

Un homenaje a los auténticos héroes de la libertad que dieron sus vidas para conseguir una serie de derechos para el resto de los ciudadanos. En 1824, procedentes de Gibraltar, desembarcaron en Almería los Mártires de la Libertad para intentar restaurar la Constitución de 1812. El intento no tuvo éxito y fueron fusilados por los absolutistas. Por este motivo, como se lleva celebrando durante años, cada día 24 de agosto, se celebra esta conmemoración y un personaje relevante de la sociedad es el encargado de pregonar el acto. Este año el honor recae sobre Luis Columna, juez decano de Almería, en el Salón de Plenos de la Casa Consistorial a las 11:00 horas.

Tras el acto, se realizará una actividad cívica donde se procederá a una ofrenda floral en el Monumento que se alza en la Plaza de la Constitución.

El Monumento de Los Coloraos fue construido por petición popular en honor a los Mártires de la Libertad. Más tarde, fue destruido por la dictadura franquista en 1943 y reconstruido posteriormente por el Ayuntamiento de Almería.

Hace dos años, el encargado de realizar el pregón fue el diputado del Partido Popular por Álava y ex alcalde de Vitoria-Gasteiz, Alfonso Alonso Aranegui. El político recibió el Escudo de oro de la Ciudad de Almería por las palabras que ofreció en el Teatro Apolo de la capital almeriense.

Alonso, en su discurso, resaltó las distintas visiones y pensamientos de los ciudadanos del País Vasco y las libertades que tienen o no para expresar sus ideales: "En Euskadi no hay libertad".

El político reivindicó este acto: "No es una actividad muy conocida en España. Sirve para reafirmar un comportamiento cívico. Almería es una ciudad por la libertad".

Para Alonso, la libertad está dañada por "todos los que están buscando el privilegio".

Tras el pregón, Alfonso Alonso, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador y otras autoridades se desplazaron hacia el Monumento de Los Coloraos para realizar la ofrenda floral por los Mártires de la Libertad.

En la pasada edición se recalcó que este homenaje no entiende de color político, ni tendencia social. El objetivo, honrar a los verdaderos héroes de la libertad. El pregonero de este año fue el parlamentario andaluz, Antonio Garrido Moraga.

El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez Comendador, fue el encargado de presentar al pregonero de Los Coloraos que empezó con fuerza el discurso: "Fernando VII fue uno de los reyes más nefastos que ha tenido el pueblo español. Almería, Málaga y Granada son las tres ciudades que conforman el imaginario liberal español".

La primera parte del parlamentario andaluz fue más histórica, donde introdujo a los presentes a los hechos que habían acontecido en 1824 con gran maestría.

Con el lema Libertad y muerte, los 22 Mártires de la Libertad llegaron a tierras almerienses y Garrido ofreció otros apuntes históricos: "En la expedición, iban militares liberales que habían sido maltratados en su carrera".

La segunda parte del discurso estuvo enfocada a dejar una serie de mensajes más sociales: "Los peligros de la libertad arrancan en las palabras. El espíritu liberal de Los Coloraos no es de nadie, es de todos, sin exclusión".

El parlamentario también dijo que lo "políticamente correcto es un velo entre la palabra y la realidad. Consigue que cualquier palabra contraria sea inadmisible. El pensamiento único no admite matices".

Antes de comenzar con la parte dirigida a la educación de su pregón, Garrido Moraga reivindicó: "Somos Coloraos, nos sentimos Coloraos. Permítanme que hoy me sienta almeriense". Sobre la educación, el político quiso dejar algunas aportaciones: "Hay que elevar el nivel".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios