Messi ansía el brillo frente a la tela de araña

Lionel Messi intentará romper hoy con su maleficio ante el Atlético de Madrid y buscará recuperar su viejo brillo para superar la tela de araña rojiblanca, que le impidió marcarle un gol en los últimos 341 minutos disputados ante el equipo de Diego Simeone.

El Barcelona necesita la mejor versión de Messi para superar a un Atlético que demostró que sabe cómo frenar el despliegue ofensivo azulgrana, con Messi a la cabeza.

Simeone dio con la fórmula: rodear al astro argentino con jugadores que le impiden recibir cómodo, girarse, dar asistencias y encarar la meta rival. "No hacemos ningún marcaje especial. Messi no ha tenido tantas oportunidades por el extraordinario trabajo de todo el equipo. Lo que hay que estar es muy concentrados", detalló ayer Gabi, centrocampista del Atlético y uno de los puntales de la gran presión de su equipo.

Ahora es misión del Barcelona y de Messi revertir esta situación. Lo necesitan ambos, pues las semifinales de la Liga de Campeones están en juego. El argentino todavía no pudo superar a Courtois, el gran portero del Atlético, ni en los dos partidos de la Supercopa, ni en el encuentro jugado esta campaña de la Liga, ni en la ida de estos cuartos. Ésta fue una de las principales razones por las que los cuatro encuentros jugados entre ambos rivales esta temporada finalizaron en empate.

El Barcelona necesita la mejor versión de Messi, la que incluye ocasiones de gol, amenaza a la defensa rival y asistencias decisivas. Por ejemplo, la mostrada en el último clásico de la Liga, en la que el equipo azulgrana ganó 3-4 en el campo del Real Madrid con un hat-trick del argentino y una asistencia.

Pero lo que no le sirve es aquella versión mostrada por Messi en partidos como el del sábado, cuando el Barcelona sufrió para ganar al Betis, colista, por 3-1. El argentino marcó de penalti en su única intervención destacada en todo el encuentro.

Tampoco le vale la versión ofrecida en el primer encuentro jugado ante el Atlético de Madrid en estos cuartos Liga de Campeones. Entonces, apenas disfrutó de ocasiones y se volvió a ver ese Messi ausente, nada participativo y poco implicado en el juego colectivo.

Ahora el Barcelona se encomienda al argentino en un encuentro decisivo para el devenir de la temporada, con el riesgo de quedar prematuramente eliminado del principal torneo europeo. Messi suele responder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios