tenis abierto de australia

Muguruza despeja las dudas

  • La tenista española vence con autoridad a la francesa Jessica Ponchet (6-4 y 6-3)

Garbiñe Muguruza devuelve la bola a la francesa Jessika Ponchet. Garbiñe Muguruza devuelve la bola a la francesa Jessika Ponchet.

Garbiñe Muguruza devuelve la bola a la francesa Jessika Ponchet. / NARENDRA SHRESTHA / efe

Tal como hizo el lunes Rafael Nadal, Garbiñe Muguruza despejó las dudas sobre su estado físico y comenzó su participación en el Abierto de Australia con una victoria sobre la francesa Jessika Ponchet. La hispano-venezolana se impuso a la joven tenista gala (6-4 y 6-3), que jugaba con una invitación de la organización.

Muguruza llegaba a Melbourne con muchas dudas tras abandonar la semana pasada en Sidney por una molestia en el aductor. Antes, había tenido que retirarse del torneo de Brisbane por calambres.

Fernando Verdasco apeó a Bautista y Albert Ramos hizo lo propio frente a Donaldson

Ayer, sin embargo, la española lució en buena forma en la pista Margaret Court. La tercera favorita conectó 21 golpes ganadores y cerró el encuentro tras un espectacular punto en la red.

"No la conocía a ella, es muy talentosa. Estoy muy feliz de haber pasado la primera ronda", dijo la campeona de Wimbledon tras su victoria.

"Estuve muy concentrada y aproveché las oportunidades que tuve", señaló la doble campeona de Grand Slam. "Me encanta jugar aquí. No entiendo muy bien por qué, pero todos están siempre muy felices aquí", dijo una Muguruza que se medirá ahora a la taiwanesa Su Wei Hsieh.

Junto a la número tres del mundo avanzaron también los españoles Fernando Verdasco y Albert Ramos. En el duelo español del día, Verdasco se impuso a Bautista, campeón el sábado en Auckland, por 6-1, 7-5 y 7-5. "Estoy muy contento de haber podido ganar en tres sets a Roberto, que todos saben que es de los jugadores más duros del circuito", dijo Verdasco tras su triunfo sobre el vigésimo favorito.

A sus 34 años, Verdasco demostró que Australia sigue siendo un torneo que le sienta bien. El español cayó en 2009 en una épica semifinal ante Nadal y en sus últimas tres participaciones en Melbourne fue eliminado ya sea por el actual número uno o por el serbio Novak Djokovic.

"Me gustan las condiciones. Me siento bien cuando hace calor y me adapto bien a la superficie. Además, aquí en Australia creo que sientes mucho a los fans, viene mucha gente disfrazada a las gradas y eso le da vida al torneo. Te motivan y ayudan a dar lo máximo", señaló el número 40 del ranking mundial, que se medirá en la siguiente instancia al alemán Maximilian Marterer.

Albert Ramos, por su parte, batió a Jared Donaldson por 6-2, 6-3 y 6-4 y en segunda ronda jugará contra otro estadounidense: Tim Smyczek. Además, García-López superó al francés Benoit Paire por 6-0, 6-7 (4-7), 6-1 y 6-4 para citarse con el checo Tomas Berdych. Arruabarrena, en tanto, derrotó a la holandesa Richel Hogenkamp por 6-1 y 6-2 y jugará en segunda ronda con la checa Barbora Strycova.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios