Personalidad y aire flamenco al mediodía en el Real de la Vega

  • Impulsores de la moda almeriense ven en la Feria de este año "un aliciente para que la gente se vista con los trajes típicos"

El paseo de caballos es una de las señas de identidad de la Feria de Almería. Después de unos años de parón, el Ayuntamiento ha decidido recuperarlo para dar un toque de distinción y elegancia al nuevo Real de la Vega de Acá que Almería estrena este año.

A partir de las doce del mediodía, las calles del recinto ferial se llenarán de caballistas y enganches y convertirán el principal escenario de las fiestas de la Virgen del Mar en un espectáculo de color. Vestidos de flamenca, complementos, trajes de amazona con pantalón o falda, y sombreros de ala ancha, serán los diseños más cotizados para subir a las calesas y carruajes.

Esther Vilches, diseñadora almeriense de moda flamenca, ha vendido más de medio centenar de vestidos de su nueva colección para la Feria 2010. Diseños exclusivos y hechos a medida harán las delicias de los aficionados al mundo de la moda y de los visitantes. Como empresaria, asegura que "la idea de recuperar la tradición del paseo de caballos ha incentivado la venta de vestidos de forma notable", aunque prevé, que para los próximos años, cuando la actividad esté más implantada en la capital, "las ventas superarán con creces a las de este año".

Rosalía Navarro, tilda la iniciativa municipal de "excelente" pero advierte que "puede ser totalmente positivo para la ciudad siempre y cuando esa tradición se trate con elegancia, con coches de caballos perfectamente acondicionados para que inviten a subir a personas guapas y ataviadas con los trajes típicos andaluces".

La recuperación de tradiciones está ligada a la personalidad. Precisamente por eso, Vilches augura para este año "una Feria con más aire flamenco".

Almería, que cierra el calendario de las ferias de Andalucía, "tiene una gran desventaja en el tema de novedades y tendencias, pero aún así, es la provincia, junto con Málaga, donde más se llevan los trajes de flamenca cortos para poder soportar las altas temperaturas que registra la ciudad durante el mediodía", destaca Rosalía Navarro, al tiempo que recuerda apuntes básicos en la moda flamenca como que "los vestidos deben quedar a la mujer como un guante, deben realzar su figura y marcar bien las curvas".

Telas de lycra, que aportan comodidad y movimiento, colores vivos y llamativos, y sobre todo vestidos cortos y ligeros, son las tendencias que Esther Vilches ha presentado en su nueva colección, aunque también han tenido protagonismo los trajes largos "que nunca van a dejar de ser tendencia y son más elegantes".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios