Premio a los poblados del oeste por promocionar los rodajes

  • Oasys Parque Temático (Minihollywood), Fort Bravo y Western Leone fueron reconocidos por la Asociación de Festivales Audiovisuales de Andalucía

Duelos a muerte, bailes de can can y multitud de situaciones que se pueden ver en muchas de las películas rodadas en los decorados de Tabernas que sirvieron para rodar los spaguetti-western. La Asociación de Festivales Audiovisuales de Andalucía premió a los tres poblados que mantienen su actividad: Oasys Parque Temático del Desierto de Tabernas (Minihollywood), el Fort Bravo y el Western Leone por continuar fomentando el cine junto a su actividad turística.

La diputada de Cultura, María Vázquez, fue la encargada de dar los premios a los ganadores: "Han logrado mantener intactas las localizaciones durante casi medio siglo y siguen trabajando día a día por promocionar la provincia como plató".

José María Rodríguez, gerente del Oasys, fue el primero en recoger el trofeo: "Este premio nos estimula para seguir trabajando. El Minihollywood es un sitio de película". Rafael Molina, propietario y gerente del Fort Bravo, señaló que "recibir este galardón nos da fuerza para seguir luchando por Almería". Genara Rubio y su hija María Mercedes, del Western Leone, subieron al escenario para recoger su premio con unas palabras muy emotivas: "Este reconocimiento se lo dedicamos a nuestra familia por su perseverancia. Nos sentimos felices lo que hemos aportado al mundo del cine en Almería y trabajaremos para que siga siendo Almería, tierra de cine".

El encargado de presentar los premios fue el periodista Juan Gabriel García e hizo un resumen de la historia de los poblados: "El Oasys fue el primer decorado que se construyó en 1965 para La muerte tenía un precio. Fort Bravo fue un año más tarde y se grabaron decenas y decenas de películas, entre ellas, Blueberry, con Ernest Borgnine. En 1968 se hizo el Western Leone, con un Sergio Leone implicado. El rancho sirvió para la película Hasta que llegó su hora".

Estos espacios todavía mantienen la posibilidad de realizar rodajes cinematográficos y algunas producciones deciden instalar allí sus equipos para grabar imágenes de una película, un anuncio publicitario, un videoclip o un cortometraje. Los poblados del oeste se encuentran en una franja desértica de casi 2.000 kilómetros cuadrados rodeados por las sierras de Filabres-Alhamilla y las estribaciones de la Alpujarra almeriense. Son los únicos poblados que siguen vigentes y han perdurado en el tiempo con el sabor del Lejano Oeste.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios