La UAL da a conocer algunos de sus avances en robótica

  • Antonio Giménez y Francisco Rodríguez, directores del curso, aleccionan a los asistentes con dos magistrales ponencias sobre Agricultura y Construcción

El curso de robótica vivió ayer su segunda jornada con la intervención de sus dos directores en dos de las ponencias más importantes de este exitoso seminario, pues en ambos casos abarcaban dos temáticas muy recurrentes en la provincia de Almería, como son el sector agrícola y el de la construcción.

A las 9:00 horas hizo su puesta en escena Francisco Rodríguez para acercar al alumnado los avances que ha proporcionado y sigue haciendo la robótica en el campo de las tareas agrícolas. El profesor comenzó con un repaso desde los comienzos del sector: "Las tareas agrícolas siempre se han hecho de forma gradual. Tras los trabajos manuales, se pasó a la mecanización de estas labores, ya fuera por medio de máquinas o aparejos".

A la hora de construir robots que faciliten las diferentes labores que se desempeñan dentro del mundo agrícola, tal y como puede ser un invernadero como es el caso mayoritario en Almería, hay que "ver primero si existe una máquina, no autónoma, que ya la haga. Posteriormente, ver si existe ya un robot a nivel comercial. Si no es el caso, entonces es cuando se procede a crearlo", explica el profesor Rodríguez sobre el procedimiento habitual.

Dentro de la agricultura, el invernadero es el espacio más complejo y complicado para la creación, pues en este contexto, un robot se topa con diferentes barreras arquitectónicas que complican y hacen más específica su labor a diferencia de los que se utilizan para espacios abiertos.

Sensores, actuadores, sistema mecánico, controladores y elementos terminales son las partes de las que fundamentalmente constan estas máquinas de enorme complejidad.

Posteriormente, le tocó el turno a Antonio Giménez, el otro codierctor, que cerró la sesión de mañana en la jornada de ayer con una clase magistral sobre Robots en la Construcción, otro de los sectores con un gran auge en la provincia de Almería antes de la llegada de la crisis.

En este caso, Giménez ofreció un repaso a la Industria de la construcción desde la Edad Media. Desde la polea como germen de la actual grúa hasta los novedosos robots con GPS acoplado para la manipulación a gran escala que son capaces de trasladar y colocar toneladas de peso en las estructuras de los edificios. La mayoría de estos diseños, muchos de ellos realidades, de fabricación japonesa. Los objetivos para estos investigadores de la UAL son muy claros, y sin duda pasan por la innovación por parte de su grupo de investigación para avances tanto en estos dos campos como en otros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios