"La constancia en las reformas conseguirá un euro reforzado"

  • Joaquín Aurioles, doctor en Ciencias Económicas y profesor en la Universidad de Málaga, remonta los problemas de la moneda única ya en su propia constitución

La segunda jornada del seminario de Metodología estadística con sede en el Gran Hotel Almería recibió la visita de Joaquín Aurioles, doctor en Ciencias Económicas y Empresariales y profesor Titular en la Universidad de Málaga, quien ofreció una ponencia que bajo el título de Una visión actual de la Economía a través de indicadores estadísticos relevantes, desgranó la importancia que tiene la Estadística en el entramado económico y extrapoló esta simbiosis al análisis de los problemas cotidianos, ahora girando todos entornos a la propia crisis económica.

"Una Economía funciona equilibrada cuando esta no genera tensiones, sea del tipo que seas, y siempre vienen de unos factores determinados", introducía Aurioles, que puso el ejemplo de una empresa para explicar los errores recurrentes que generan esas tensiones económicas a grandes rasgos: "Una empresa que intenta predecir su balance antes del ejercicio en función de lo que desee mantener y vender. Cuando hacen este tipo de predicciones y se adaptan a ellas suelen equivocarse con mucha frecuencia. Estos errores son los que explican sus decisiones de producción".

Una vez introdujo la importancia de los factores que pueden dar lugar a tensiones y, por tanto, a desequilibrios, el profesor Aurioles mostró, estadísticas en mano, los problemas que vienen teniendo los países de la Zona Euro y que hoy han dado lugar a la dramática crisis económica y financiera.

"Llevamos diez años con datos negativos, con un pico en 2007 de máximo desequilibrio que ha provocado tres años en los que España necesita pedir para mantener el nivel de gasto, esto es entre el 8-10% de su PIB", analiza Aurioles en referencia a las estadísticas sustraídas de los balances de 2005 a 2008, donde sin duda, "los hechos han sido extremadamente duros".

Por otro lado, tuvo un apartado importante durante la exposición la crisis del euro, que en su germen ya empezó con mal pie: "Europa no era una zona monetaria óptima, entonces decidieron crear las condiciones necesarias en la Cumbre de Maastricht en 1992. Se optó por una solución puramente política en contra de lo que derivaban los datos", subraya Joaquín Aurioles, quien tiene una sólida convicción, y no es otra que "si los Gobiernos insisten en los procesos de reformas, sobre todo para arreglar el desmadre político uno de los principales motivos de la generación de desequilibrios, estoy seguro de que el Euro saldrá reforzado".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios