fútbol liga de campeones

Un deseo de venganza eterno

  • La Juventus y el Real Madrid parten con la idea de saldar viejas cuentas en la Champions

  • Los madridistas ganaron las dos finales y los italianos superaron las cuatro eliminatorias

Zinedine Zidane en la comparecencia previa al choque de hoy frente a la Juventus en Turín. Zinedine Zidane en la comparecencia previa al choque de hoy frente a la Juventus en Turín.

Zinedine Zidane en la comparecencia previa al choque de hoy frente a la Juventus en Turín. / aLESSANDRO DI MARCO / efe

El Real Madrid y la Juventus abrirán hoy en Turín su serie de cuartos de final de la Liga de Campeones en un duelo entre el vigente campeón, que se aferra al torneo continental como única opción de salvar la temporada, y un subcampeón con sed de revancha.

Y es que la última final celebrada en Cardiff el pasado junio se saldó con un contundente 4-1 a favor de los madridistas, que levantaron su duodécima Copa de Europa, mientras que los italianos ampliaron su oscuro historial perdiendo su séptima final de nueve disputadas.

Sin embargo, curiosamente la historia de estos dos gigantes europeos es al revés en sus cruces en eliminatorias, donde los blancos no logran superar a los Bianconeri desde 1987. En medio, hasta cuatro veces llegó la Juventus a apear de la competición al Real Madrid y fue en las cuatro ocasiones en las que sus destinos se cruzaron a doble partido: en 1996, 2003, 2005 y 2015.

A pesar de esa estadística tan clara a su favor, el experimentado capitán Gianluigi Buffon quiso rebajar el optimismo en la previa. Ambos clubes se conocen a la perfección y hoy en el Juventus Stadium abrirán un nuevo capítulo de una rivalidad ya clásica en el continente. "Sabemos que nos enfrentamos al equipo más fuerte del mundo. Han ganado las últimas dos ediciones de la Champions y no fue por casualidad. Nuestra esperanza es mantenernos en el juego hasta el partido de vuelta", dijo el meta de 40 años.

El entrenador local Massimiliano Allegri no podrá contar por sanción ni con el defensa central Benatia ni con el mediocampista Pjanic, que se sumarán a la lista de ausencias que conforman los lesionados Bernardeschi, Alex Sandro y Mandzukic, aunque estos dos últimos se entrenaron ayer con el grupo. Lichtsteiner, Asamoah y Douglas Costa podrían ser protagonistas.

Todo en un partido en el que la Juventus apostará por sus habituales estandartes: una rocosa defensa liderada por Buffon y Chiellini y una delantera llena de pólvora con la dupla argentina formada por Gonzalo Higuaín y Dybala, los dos artífices de la victoria ante el Tottenham en Wembley por 1-2 que le dio a los italianos el billete a cuartos de final.

Por su parte, el Real Madrid viajó ayer a Turín consciente de lo que tiene en juego: con la Liga prácticamente sentenciada en favor del Barcelona y afuera de la Copa del Rey, la Champions es la última esperanza de levantar títulos este año. Por eso, el entrenador Zinedine Zidane se llevó a todo el plantel a Italia, incluidos los lesionados Dani Ceballos y Nacho.

Sobre este último, que tuvo que ser sustituido el sábado ante Las Palmas, el club oficializó ayer que sufre "una lesión en el músculo semitendinoso del muslo derecho", por lo que se estima que estará de baja entre tres y cuatro semanas. Una lesión que no alterará demasiado los planes de Zidane, cuyo once titular tiene diez nombres asegurados y una gran duda en el mediocampo, ya que sólo tiene un hueco para cuatro grandes candidatos: Isco, Bale, Marco Asensio y Lucas Vázquez.

Para los blancos volverá a ser clave el rendimiento de su gran estrella, Cristiano Ronaldo, que lidera una vez más la tabla anotadora de la competición con 12 dianas en 8 partidos y que recibió los elogios de Buffon en la previa. "Le tengo una estima inmensa porque se las ha arreglado a lo largo de los años para seguir mejorando como atleta y como jugador, mental y profesionalmente", dijo el guardameta italiano sobre el delantero portugués.

El Juventus Stadium de Turín acoge, a partir de las 20:45, un nuevo episodio de una de las rivalidades más grandes de la Champions League, llena de ganas de revancha por las heridas del pasado y cuya suerte se terminará de decidir el miércoles 11 de abril en el duelo de vuelta en el Santiago Bernabéu.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios