Por favor, un año tranquilo

  • La plantilla rinde visita a la Patrona de Almería, Virgen del Mar, para pedir amparo deportivo ante el nuevo reto que empieza el domingo

  • La Federación de Peñas acudió a la ofrenda floral

Con la fidelidad de cada temporada, los componentes de la primera y la segunda plantilla rojiblanca, así como varios miembos de la Junta Directiva, realizaron la tradicional ofrenda floral a la Patrona de Almería, la Virgen del Mar, unos días antes del comienzo de las fiestas en honor a la misma.

A la comitiva rojiblanca no le quedó otra que pedirle a la Patrona que cambie la fortuna después de dos temporadas nefastas. Junto a las plegarias para pedir protección y amparo ante las lesiones que acosan a cualquier grupo deportivo a lo largo de una campaña, jugadores, directivos y aficionados también pidieron por dejar atrás el sufrimiento y que dé comienzo, de esta forma, un nuevo ciclo de éxitos para un club necesitado de cambiar el rumbo del timón.

Sentados en los bancos del santuario de la Virgen del Mar, los jugadores escucharon las palabras del presidente del Almería, Alfonso García, del recién nombrado capitán del primer equipo, Jorge Morcillo, y del prior de los dominicos, fray Antonio Bueno. Posteriormente, se realizó la ofrenda floral en el camarín de la Patrona, a donde subió todo aquel miembro de la comitiva rojiblanca que quiso. Los aficionados, mientras, también imploraban un año de menos agonía que los pasados.

Al final, todo el mundo se marchó de la Virgen del Mar con la sensación de que esta temporada va a ser distinta a las anteriores, se percibe un ambiente mucho más sano y acorde a un club humilde como el Almería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios