Una historia de descensos

  • Los 50 puntos para la permanencia son solo un mito

  • Desde que las victorias valen tres puntos y la Liga es de veintidós (97-98) solo siete veces se necesitó sumar esa cantidad

Ramis, henchido de felicidad tras salvar al equipo en la última jornada del curso pasado frente al Reus. Ramis, henchido de felicidad tras salvar al equipo en la última jornada del curso pasado frente al Reus.

Ramis, henchido de felicidad tras salvar al equipo en la última jornada del curso pasado frente al Reus. / javier alonso

La Liga 1|2|3 ha entrado en su recta final y todos los vestuarios de la categoría empiezan a sacar las calculadoras para echar cuentas. En el del Almería Rubén Alcaraz ya advirtió que según los números que manejaban este curso podría ser suficiente con 47 o 48 puntos para obtener la permanencia. De hecho, en contra del mito difundido de los 50 puntos, la mayoría de las ocasiones ha hecho falta menos cantidad para salvarse.

En la campaña 95-96 las victorias empezaron a computar con tres puntos, pero ese curso y el siguiente había 20 equipos en la categoría de plata. Es en la 97-98 cuando se amplía a 22 por el efecto arrastre de los problemas que ocasionó el fallido descenso admi nistrativo de Celta de Vigo y Sevilla. Esa es la temporada que debe tomarse por tanto como referencia para establecer comparativas para ver lo barato o caro que ha sido eludir el descenso año tras año.

Al Logroñés, en esa campaña inaugural de la liga con 22 inquilinos, le bastó con sumar 46 puntos para eludir la quema, mientras que un año después el Eibar solo necesitó uno más, 47. En la 99-00 se produce un hecho insólito, el descenso administrativo del Mérida pese a acabar octavo, y el del filial colchonero porque el Atlético caía a Segunda. Eso permitió al Getafe salvarse con 48 puntos e incluso el Recre lo hizo con 45 al caer al pozo el Logroñés con 46 por temas económicos.

El primer equipo que necesita proyectarse a 50 para salvarse es el Levante en la 2001-2002 (el Burgos bajó con 52 por temas financieros), mientras que el Leganés se salva con 48 en la 02-03 al bajar el Compostela por causas administrativas.

El Poli Ejido necesitó hacer una segunda vuelta pluscuamperfecta en la 03-04 para acabar salvándose con 49. La permanencia más cara la firmaron dos conjuntos isleños, Tenerife y Las Palmas, en la 05-06 y la 06-07, teniendo ambos que hacer 51 para librarse, los mismos que necesitó el Nástic en la 09-10.

Cincuenta tuvo que hacer el Córdoba en la 07-08 y el Mirandés en la 13-14, mientras que al Almería le bastaban 48 en la 15-16, el año de la recordada salvación en Córdoba y el Alcorcón necesitó 50 el curso pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios