El miedo a perder atenaza a dos rivales que al menos suman

Osasuna y Valladolid, rivales directos en la lucha por la permanencia, firmaron tablas sin goles en un partido en el que sobrevoló el miedo a perder en un encuentro de vital importancia para ambos equipos, que al menos sumaron un punto, quizá valioso en el futuro en función de los próximos resultados. Salió mucho más metido en el partido Osasuna, equipo que puso la posesión del balón y las ocasiones, y mayor ambición para buscar la victoria ante un Valladolid muy conservador que apenas llegó con peligro a la portería navarra. Los rojillos controlaron el juego durante la primera parte de forma notoria, pero no tuvo claridad para definir, aunque dispuso de tres buenas ocasiones. El equipo blanquivioleta arrancó la segunda mitad más incisivo. El encuentro entró en un momento de incertidumbre y nervios por parte de ambos, conscientes de la importancia de lo que había en juego y la idoneidad de al menos no perder un punto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios