No era partido para Guilherme

  • Dejando al margen si la expulsión del lateral brasileño fue rigurosa o no (el golpe existe), queda claro que pecó de inocencia; por bien que jugara ante el Mallorca, el Reyno de Navarra no era plaza para él

GUILHERME jugó muy bien ante el Real Mallorca y todos lo alabamos. El brasileño estuvo arropado por su público y sus carencias defensivas quedaron disimuladas por su vigor ofensivo, pero repetir actuación a domicilio se antojaba difícil y así sucedió. El Reyno de Navarra, al igual que el Camp Nou, no es el mejor feudo para alguien tan inexperto. La inocencia de Guilherme quedó patente en la jugada de su expulsión. Puede que Megía Dávila actuara condicionado por el penalti que acababa de conceder a favor del Almería, pero todo se habría evitado si el lateral no hubiera entrado con tanto ímpetu en una zona que no acarreaba peligro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios