Un sueño africano

  • El roquetero Kaká acude con Guinea Bissau a la clasificación para la Copa de África sub'20

  • No jugó la ida por un problema con el pasaporte

Hace cuatro días estaba jugando en la Ciudad Deportiva de La Cañada y hace unas horas tocaba balón en el Estadio 24 de septiembre de Bissau, capital de la Guinea que lleva este apellido. Kaká, nombre de pila que fue cambiado por Emilio porque no le gustaba a su madre, aunque deportivamente todo el mundo le conoce así, acaba de regresar a España después de estar con su selección en un partido de clasificación para la Copa de África sub'20 ante Sierra Leona.

Afincado en Roquetas en su infancia con su familia, el guineano no tardó en destacar en los campos de la provincia. Por eso, después de completar toda su formación deportiva, le llegó su primera gran oferta en el grupo VIII de Tercera División en Palencia, donde ha terminado de llamar la atención de los seleccionadores de su país. De esta manera, la pasada semana debutó en la convocatoria africana, en busca del sueño de jugar la Copa de su continente.

Estuvo entrenando con sus compatriotas y vivió desde las gradas el 1-0 ante Sierra Leona, pero no pudo participar en el partido. ¿El problema? Burocrático, los papeles siempre causan quebraderos de cabeza. Eso sí, Kaká se ha vuelto a Palencia con la cabeza bien alta después de la experiencia y con la ilusión de poder estar en el partido de vuelta a finales de mes, aunque para entonces se presenta otro problema: "Estamos ahora mismo luchando por el play-off de ascenso, veremos a ver si el míster me deja ir", asegura el futbolista del Club Deportivo Cristo Atlético palentino, que desea como pocos ganarse un puesto en la selección: "Espero hacer grandes cosas en lo que queda de temporada para jugar la Copa de África".

Mientras llega ese encuentro en el que tienen que defender el 1-0 en Sierra Leona, Kaká disfruta del fútbol en La Nueva Balastera. "En Palencia estoy muy bien, me recibieron con los brazos abiertos, como uno más. Las cosas nos están yendo muy bien, vamos segundos y estamos en los play offs de ascenso a Segunda División B. Es una nueva experiencia que estoy viviendo lejos de casa", asegura el futbolista que guarda muy buenos recuerdos de su gran temporada pasada en La Cañada: "David Cartagena me marcó mucho como entrenador la verdad, fue muy buena campaña. Aprendí mucho de él, es un gran técnico y una gran persona".

El futuro de Kaká debe de pasar por la Copa de África sub-20 con Guinea Bissau y quién sabe si nuevamente por el fútbol almeriense. Eso sí, ahora ya como futbolista hecho y derecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios