La venganza se queda a medias

  • El Madrid golea al Dortmund, su verdugo el año pasado, y se acerca a las semifinales con un cómodo 3-0 Cristiano Ronaldo se retiró con molestias en la rodilla cerca del final

El Real Madrid completó la primera parte de la revancha ante el Borussia Dortmund, contra el que cayó el pasado año en semifinales y al que podía apear en esta Liga de Campeones en los cuartos de final tras ganar en la ida por 3-0. La ventaja es suficientemente importante como para no considerar que sólo una hecatombe dejaría fuera al equipo madridista. No obstante, la historia blanca en Alemania aconseja cautela, prudencia y concentración en el Signal Iduna Park, donde estará el Lewandowski, el gran artillero del conjunto teutón que el año pasado marcó cuatro tantos.

El Dortmund dista bastante del equipo que eliminó de la temporada pasada, pero tardó nada más que 40 segundos en llegar con peligro al área de Casillas. Sin embargo, poco después, a los tres minutos, recibió el primer golpe de la eliminatoria con un balón largo sobre la derecha que se apoderó el Benzema, quien sirvió a Carvajal y este a Bale para batir en su salida a Weidenfeller. Primer ataque y primer gol. Tuvo un efecto psicológico, porque atolondró al Dortmund y el Madrid lo bordó, aunque sin encontrar otro premio en forma de gol por una buena parada de Weindenfeller en un lanzamiento de falta de Cristiano Ronaldo, que disputó su partido 100 en la Liga de Campeones.

No tardó el segundo mazazo blanco. Fue a los 27 minutos, cuando parecía que los de Klopp comenzaban a mandar. Una contra iniciada por Isco que parecía frenada, acabó en el malagueño, quien hizo el 2-0 con un disparo raso ajustado. Con el BorussiaKO, al Madrid le faltó continuidad para rematar el partido.

El aguacero con el que comenzó el segundo periodo dio la sensación de atenazar aún más a los madridistas. La eliminatoria estaba en un punto clave. No sólo el partido. El Borussia intentó meterle el miedo a su rival, pero Pepe siempre aparecía para abortar el peligro. Casi lo logró, pero no lo aprovechó y lo pagó caro, como tantas veces pasa en el coliseo blanco, porque a los 57 minutos Cristiano Ronaldo aprovechó un magnífico envío de Modric y puso el 3-0. Lo peor de al noche fue que el luso se marchó lesionado con molestias en la rodilla a diez minutos del final. El Santiago Bernabéu se silenció. El luso estaba jugando con molestias en el tendón rotuliano y habrá que esperar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios