La Generalitat asegura que "en Cataluña se votará" pese al rechazo del Congreso

  • Homs critica que la cuestión se vea como "un duelo de la Edad Media entre hidalgos", cuando en realidad "es la mayoría del pueblo catalán quien la defiende".

Comentarios 11

El consejero de Presidencia del Gobierno Catalán, Francesc Homs, ha criticado este martes que el debate en el Congreso sobre el referéndum soberanista en Cataluña se vea desde Madrid como "un duelo de la Edad Media entre hidalgos", cuando en realidad "es la mayoría del pueblo catalán quien la defiende". En la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern, Homs ha ironizado sobre la insistencia por parte de algunos políticos de que al debate de esta tarde tenía que ir el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "cuando se trata de exponer un proyecto compartido por la mayoría de ciudadanos de Cataluña" y aprobado por el Parlament.

"Algunos insisten en la visión de que Mas tenía que ir para afrontar una especie de duelo entre hidalgos, más propio de la Edad Media que de una democracia del siglo XXI", ha lamentado Homs, que lo ha atribuido "a que quizás ocurre porque tienen una forma de ver la política instalada en el ordeno y mando, en los despachos y ciertos palcos de estadios deportivos".

El consejero de Presidencia ha apuntado que el resultado de la votación "todos lo damos por descontado", pero ha quitado trascendencia al "no" mayoritario que puede haber en la votación de la Cámara porque "lo único que se pide hoy es la colaboración" del Estado para que los catalanes puedan votar, ya que esto último "va a tener lugar igualmente". "Se va a votar en Cataluña, no creo que puedan impedirlo, y lo único que se pide  es su colaboración, pero si no la tenemos votaremos igual, puesto que en el Estatut aprobado por las Cortes figura que la Generalitat puede convocar consultas por su cuenta", ha recalcado.

Homs ha querido dejar claro que delante de la propuesta de traspaso de la competencia para convocar un referendo mediante la aplicación del artículo 150.2 de la Constitución "no hay una persona, por muy importante que sea, como el presidente de la Generalitat, sino la voluntad de todo un pueblo". "Algunos entienden la política como duelos entre hidalgos -ha insistido- y nosotros la entendemos de otra forma", ha subrayado antes de apuntar que Mas tampoco hubiera ido si hubiese sabido antes que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, tiene la intención de intervenir en el debate.

"Lo que proponemos no es una obsesión de una persona o personas concretas, sino los anhelos mayoritarios de un pueblo, y no hay forma mejor de representarlo que a través de sus diputados del Parlament", ha explicado.

Sobre las declaraciones hechas ayer por Rajoy en las que daba a entender que lo que se proponía era una imposición de Artur Mas, el conseller de la Presidencia se ha preguntado "si de verdad alguien puede mantener que pedir que se vote resulta una imposición". "El ejercicio de la democracia no puede ser por definición un acto de imposición, esto es algo elemental, y lo normal sería que hoy no tuviésemos que defender el derecho a votar, que es consustancial en un sistema democrático, sino debatir lo que se vota y sus consecuencias", ha añadido.

Este mismo Homs ha indicado que al Govern "no le consta en absoluto" que en el debate pueda darse a conocer alguna "contra-oferta" o una propuesta de "tercera vía", como por ejemplo un nuevo de sistema de financiación más justo, pero, en todo caso, ha señalado que lo que busca la Generalitat no es un diálogo sobre esto, sino "que se pueda votar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios