Invocan razones humanitarias y la 'sharia' para liberar a los cooperantes

  • Compañeros de los secuestrados hace más de un mes en Mauritania ponen sobre la mesa la herida de bala de uno de ellos · Rajoy insiste en no negociar con terroristas

Las familias de los tres cooperantes españoles secuestrados hace ya más de un mes en Mauritania pidieron ayer su liberación a Al Qaeda en el Magreb Islámico "por razones humanitarias", tras conocerse que uno de ellos tiene varias heridas de bala.

Alicia Gámez, Roque Pascual y Albert Vilalta, de la organización no gubernamental catalana Barcelona Acción Solidaria, fueron secuestrados el 29 de noviembre en la carretera que une la ciudad portuaria de Nuadibú con la capital de Mauritania, Nuakchot, cuando viajaban con un convoy de ayuda humanitaria destinada a Senegal. Exteriores informó el martes de que Vilalta resultó herido de bala durante el secuestro. Las familias lo sabían ya desde hace algunos días.

En nombre de los familiares, el presidente de la ONG, Josep Carbonell, y el director de la caravana solidaria de la que formaban parte los secuestrados, Francesc Osan, pidieron a los secuestradores la liberación de los tres cooperantes en aplicación de la sharia, la ley islámica, que exige preservar la integridad de los prisioneros. "Esperamos que (el secuestro) acabe bien", dijeron.

El Gobierno español ha hecho llegar ayuda médica al cooperante herido mediante los contactos que se han establecido con los secuestradores, al parecer mediante personas próximas a éstos.

De momento, las familias no tienen "confirmación oficial" de que los secuestradores hayan presentados demandas a cumplir a cambio de liberar a sus rehenes. Hasta el momento, Al Qaeda en el Magreb Islámico tampoco ha facilitado ninguna fotografía de ellos para saber cómo se encuentran, lo que sí hizo en el caso de dos italianos que secuestró también en Mauritania y que aún tiene en su poder. La organización reivindicó el 8 de diciembre el secuestro de los cooperantes españoles, que se cree que están en Mali, junto a la pareja italiana y a otro francés secuestrado.

"Haremos todo lo que sea necesario para favorecer la pronta liberación de los secuestrados y no haremos nada ni diremos nada que pueda perjudicar o retrasar esa liberación", dijo ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante una comparecencia en La Moncloa.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, reiteró ayer por su parte que él siempre abogará por no negociar con terroristas o secuestradores. "¿Conoce a algún dirigente político que se haya manifestado a favor de negociar con terroristas? Yo no".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios